≡ Menu

¡Dos Terrones de Azúcar pueden ser Demasiados!

Es la era de la tecnología. Todo lo que suene a tecnología e incorpore la última novedad es fantástico. Las compañías pelean por construir productos exóticos que tengan de todo. Que ofrezcan posibilidades infinitas.

Si tu producto no es trendy, estás muerto. Si tu producto no es trendy, no tienes negocio.

Esta es la idea generalizada. Es la idea que está en todos los sitios.

Yo no pienso así. Puedes dejarte llevar por la moda del momento y crear productos complejos. O puedes dejar de lado lo que dicen todos y centrarte en productos sencillos.

Apuesta por la segunda opción. ¿Por qué? Porque es la que hará más feliz a más gente. Sencillo, nada sofisticado.

Los productos se crean para cubrir necesidades o resolver problemas. Éste es sólo un lado de la ecuación. El otro lado: deben resolverlos rápida y fácilmente.

Rápida y fácilmente, significa eso, rápida y fácilmente. Utiliza la tecnología necesaria para conseguirlo. No utilices más. No utilices menos.

Luego, crea lo que te parezca oportuno. Siempre hay gente para todo. Así debe ser.

Los puristas beben café sólo. Muy sabroso pero bastante amargo. Ellos lo prefieren de esta manera, aunque no son demasiados. A la mayoría nos gusta con un terrón de azúcar. Le da el punto necesario para que no resulte amargo sin perder el sabor. ¡Cuidado! Si le echas dos terrones, puedes arruinar el café.

Por lo general, suficiente es suficiente. Es una reflexión sencilla, pero así son las reflexiones potentes.

Salvador Figueros

Foto: MzScarlett / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment