≡ Menu

¡El Cielo es el Límite!

Todos los días hay una hoja en blanco que tienes que rellenar. Lo que reflejes en ella depende enteramente de ti.

Puedes dejar constancia de las dificultades que te encuentras. Puedes hablar de todas las barreras que te rodean. O puedes fijar un objetivo y apuntar.
Dispara tan alto como puedas y recuerda que “El Cielo es el Límite”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment