≡ Menu

¡El Tren de las Oportunidades Pasa Siempre!

A mediados de 1993, seis estudiantes de Standford fundan Excite y lanzan las primeras copias de su software de búsqueda en Internet.

En abril de 1994, David Filo y Jerry Jang crean Yahoo (una colección de sus páginas web favoritas). Cuando el número de links se hace inmanejable, reorganizan el site y lo convierten en un directorio de búsquedas.

En 1994, Brian Pinkerton (Universidad de Washington) desarrolla WebCrawler. El primer buscador que indexaba páginas enteras. Alcanza una gran popularidad.

También en 1994, Michael Mauldin pone en el mercado Lycos, motor de búsqueda diseñado en la universidad de Carnegie Mellon.

Altavista sale a la luz pública en diciembre de 1995. Incorpora una mayor velocidad de búsqueda y la posibilidad de cubrir un mayor número de páginas web.

Dos colegas de Berkeley desarrollan el robot de búsqueda Inktomi en 1996. En diciembre de 2003 es adquirido por Yahoo.

Se lanza Ask Jeeves en abril de 1997. La idea original consistía en permitir a los usuarios obtener respuestas a las preguntas que planteaban (lenguaje natural).

……….

En 1998, Sergey Brin y Larry Page intentan vender su tecnología de búsqueda, pero nadie parece estar interesado en ese momento. Deciden lanzar Google.

El resto de la historia ya la conoces. Google, “The Big Gorilla” (como llaman los americanos a los líderes de cada sector), se ha comido al resto (unos más, otros menos). ¿Cómo es posible? Google no fue el primero en desarrollar una tecnología de búsqueda. No fue el primero en comercializarla. No fue el primero en salir a bolsa. No fue el primero en…

¿Ser el primero no es importante? ¡Cuidado! Ser el primero es importante (en algunos sectores, determinante). El que pega primero pega dos veces, pero puede haber mucha vida después del primero.

Las oportunidades pasan constantemente. Mejor aún. Están ahí siempre. Hay que tener la capacidad para verlas. Los Google de este mundo tienen esa capacidad porque saben que:

1.- Pueden mejorar lo que ya existe. Estudian lo que se ha hecho. Aprovechan todo lo que merece la pena y construyen, sobre lo que hay, una mejora evidente. Google mejoró el algoritmo de búsqueda y empezó a entregar a sus usuarios resultados más relevantes.

2.- Pueden innovar. Se atreven a dar un salto en el vacío. Conocen perfectamente lo que hay disponible. Rompen con lo anterior y se colocan en otro nivel diferente que ellos mismos han creado. Google empezó a vender sus palabras claves con un nuevo método de subasta que revolucionó lo que se había hecho hasta el momento.

3.- Pueden persistir hasta conseguirlo. Saben que no son los primeros. Saben que les va a costar más, pero creen en lo que hacen. Asumen el compromiso de llevarlo a cabo y lo consiguen. Google ha conseguido ser la primera marca del mundo.

Ser el primero es importante. Te da una ventaja sustancial sobre los demás. Una ventaja que debes saber administrar. Pero no serlo, no te aparta del juego. Los segundos pueden hacer muchas cosas. Algunos, incluso, se atreven a ser primeros.

Salvador Figueros

Foto: trams aux fils / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment