≡ Menu

¡Piensa En Grande!

Siempre he sido un gran aficionado al cine. De hecho, empecé a trabajar en un departamento comercial de una cadena de televisión nacional para estar cerca de los platós y aprender todo lo necesario para poder rodar una película algún día.

El día llegó y me puse manos a la obra. Lo primero, escribir el guión de un cortometraje. Después, empezar a organizar toda la operación: buscar amigos para que me ayudasen en la producción, localizar al equipo que me organizase todos los aspectos técnicos del rodaje, efectuar un casting para dar con los mejores actores independientes (sinónimo de gratis), bla, bla, bla…

Nunca había imaginado el nivel de esfuerzo que se necesita para echar adelante un proyecto de este estilo. Había decidido rodar un cortometraje porque pensé que, al tratarse de un proyecto más pequeño, sería mucho más fácil completarlo.

Lo cierto es que, una vez metido en faena, las exigencias de producción, el equipo necesario, el número de actores que estaba manejando,… eran más o menos los mismos que habría tenido que emplear para una producción mayor.

Es decir, la diferencia de esfuerzo que me habría supuesto rodar un largometraje underground en lugar de un corto underground era
despreciable
. Conclusión, di por terminado el proyecto cortometraje y empecé el rodaje de una película.

La moraleja de la historia es simple: ¡Piensa en Grande!

¿Por qué te vas a conformar con poco cuando puedes ir a por todas?…Además:

1.- Pensar es gratis. No cuesta nada. No hay esfuerzo económico adicional. Entonces…

2.- Pensar en grande supone el mismo esfuerzo mental. No ahorras nada conformándote con ideas pequeñas. Pensar en grande o en pequeño es únicamente una cuestión de actitud.

3.- La dedicación final puede ser parecida. Recuerda el ejemplo de mi película. Al final, la diferencia de trabajo y recursos necesarios para rodar un corto o un largometraje no era significativa.

4.- Pensar en grande es motivador. Cuanto más grande es tu objetivo, mayor será tu motivación. Con las pilas cargadas te será mucho más fácil conseguir más recursos, sobreponerte a los contratiempos, seguir avanzando,…

La reflexión es sencilla: si pensar en grande cuesta lo mismo, ¿por qué no hacerlo?

¡Piensa en Grande y contagia a todos los que te rodean tu manera de pensar!

Salvador Figueros

 

 

Foto: Stefan Baudy / Flickr

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment