≡ Menu

¡Re-Networking!

En 1993, Michael Hammer y James Champy publicaron su famoso libro “Reingería de Procesos”. En él te invitan a analizar todo lo que haces y a rediseñarlo para conseguir mejoras increíbles en costes, servicio, calidad,…

Te propongo algo parecido. Métete de lleno en tus actividades de Networking y plantéate un Re-Networking. Analízalo y cámbialo tanto como sea necesario para sacarle el máximo partido.

Tengo algunas ideas que te pueden servir:

1.- No valen todos los eventos. Deja de disparar en todas las direcciones. No vale todo. Elige con cuidado las reuniones, eventos,… que de verdad te interesan y te divierten. Sí, es importante que te diviertan. Olvida el resto. No merece la pena.

2.- Sólo con gente interesante. El Networking no es una carrera para recoger tarjetas. Eso no funciona. No sirve para nada. El Netwoking consiste en establecer relaciones naturales con la gente a la que te apetece conocer. Si fuera del negocio no te tomarías un café con alguien, ¿qué interés puede tener conocerlo?

3.- Muerte al Elevator Pitch. O mejor dicho, muerte a la mala utilización del Elevator Pitch. No martirices a nadie con tus 30” de charla institucional. No le interesan a nadie. Utiliza la información de tu Elevator Pitch sólo si se presenta la ocasión. Hazlo de una forma natural. Recuerda, es una conversación no es un recital de qué-hacemos-cada-uno-de-nosotros.

4.- Deja a alguno vivo. No hay ninguna necesidad de contactar a todos el mismo día. No te empeñes en entablar miniconversaciones con todo el mundo. Si quieres que tus contactos tengan un mínimo de sentido, tendrás que entablar charlas sinceras. La clave es la sinceridad, no el número de conversaciones. Ya tendrás otra ocasión para conocer a más gente.

5.- Relájate. Sí, no valen las tensiones. Los negocios se hacen entre personas. Muestra tu cara más relajada. No pretendas ser quien no eres y no desperdicies tu tiempo con alguien que no es natural. Los mejores negocios se hacen con las personas con las que tienes un cierto nivel de afinidad.

6.- Diviértete. Diviértete tanto como puedas. Tu estado de ánimo marca el resultado de todo lo que haces. Cuando te encuentras bien tus resultados son fantásticos. Al revés no funciona. Diviértete. Conecta con gente divertida. Trabaja con compañías divertidas.

Si tu Networking huele un poco a rancio, ya sabes lo que tienes que hacer. Aplícale un proceso de Re-Networking y consigue mejores resultados.

Es divertido, es fácil y funciona.

Salvador Figueros

Foto: Ben+Sam / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment