≡ Menu

¡Sonrisas y Negocios!

¿Qué puedo hacer por usted? Esta frase es todo un clásico. Detrás de ella hay muchas caras con una sonrisa de oreja a oreja esperando a que les pidas tu ración de hamburguesas con patatas fritas o cualquier otro cosa.

Sonreír está muy bien. Algunos dicen que es saludable. Sonreír en los negocios es, incluso, mejor. Sientes que importas. En definitiva, sientes que tu negocio importa al que te sonríe.

Pero no valen todas las sonrisas. No, amigo, no.

Los departamentos de servicio al cliente están haciendo un gran trabajo. Ahora, sólo se habla de organizaciones “customer centric”, que viene a ser algo así como compañías organizadas alrededor del cliente. El cliente es lo que importa, el cliente es la base de todo. Se cuelgan carteles por toda la oficina con este tipo de mensajes para mantener llenos de energía a todos los empleados y centrarles en la figura del cliente.

Todo es perfecto. Todo es según el manual. Todo es… de cartón.

Quiero que me sonrían y si tú eres una persona mínimamente normal pensarás lo mismo que yo. Pero quiero que me sonrían con una sonrisa sincera.

Cuando Howard Schultz (fundador de Starbucks) viajó a Italia, le sorprendieron dos cosas fundamentalmente: la calidad del café (no es sorprendente teniendo como referente el café americano) y la personalidad de los baristas (los camareros que preparan el café).

En Italia, muchos de estos baristas conocían a sus clientes por su nombre, charlaban con ellos y sabían cómo les gustaba el café. ¡Ah! Y, por supuesto, sonreían. Sonreían con la sonrisa honesta de los que disfrutan haciendo lo que hacen porque saben que eso hace más agradable la vida a sus clientes.

¿Eres responsable de Servicio al Cliente? ¿Eres un pequeño empresario que lleva todos los temas? Da lo mismo. Estés donde estés en tu organigrama o en el organigrama de otro, intenta recuperar la sonrisa que Howard Schultz se llevó de Italia a Estados Unidos. Una sonrisa que tiene que ser:

.- Sincera porque significas algo para alguien. Desde tu compañía, dentro de tu pequeña parcela, mejoras el mundo.

.- Agradecida porque reconoces y aprecias el negocio que te traen tus clientes.

.- Comercial porque estarás encantado de seguir sirviendo a tus clientes durante mucho tiempo como les has servido hasta ahora.

El cartón se rompe, pero estas sonrisas pueden ser el motor de muchos negocios.

¡Sonríe y haz que los tuyos sonrían desde dentro!

Salvador Figueros

Foto: Laris.Sa*/ Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment