≡ Menu

¡Tú Eres Fantástico!

¿Sabes por qué mueren la mayoría de las pequeñas empresas? Si hacemos caso a las estadísticas, la principal causa de la mortalidad de los pequeños negocios es la falta de conocimiento y capacidad de sus gestores.

Aunque la tasa de mortalidad puede variar un poco de unos países a otros, en lo que todos coinciden es en que el desconocimiento de las herramientas de gestión acaba por matar a las compañías independientemente de dónde estén situadas.

¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

Seguramente, la falta de conocimiento es una razón de peso para que muchos pequeños negocios no superen sus primeros años de vida, pero me da la sensación que hay otra que puede ser, incluso, más determinante.

Piensa por un momento de una manera diferente. Las estadísticas de las que estamos hablando se centran en la vida de las compañías desde que se ponen a funcionar hasta que cierran la puerta. ¿Pero has pensado cuántas empresas mueren antes de nacer? ¿Cuántos proyectos no llegan a ver la luz? ¿Cuántos quiero-ser-emprendedores no se atreven a dar el paso definitivo?

La principal causa de mortalidad de los pequeños negocios es la falta de confianza de muchas personas que no se atreven a dar el paso para convertirse en emprendedores. Después, podemos hablar de capacidad de gestión y de otras muchas cosas más, pero el miedo a lanzarse mata más negocios que los que podemos imaginar.

Hay que tomar una decisión. Hay que arrancar un negocio. Tienes miedo. Es normal, a menos que seas un loco imprudente compartes las mismas sensaciones que compartimos todos.

En esos momentos empiezas a hacerte demasiadas preguntas:

¿Tengo el conocimiento suficiente?
¿Sabré solventar las dificultades que vayan surgiendo?
¿Encaja mi personalidad con la del emprendedor que debe liderar un proyecto?
¿Son mis contactos lo suficientemente buenos?
¿Por qué los clientes van a elegir mi oferta?
¿Aporto algún tipo de valor?
¿Cuáles son mis posibilidades reales?
Etc.

Hacerte preguntas está muy bien. Dejarte bloquear por ellas es un error en el que no debes caer.

¿Te falta confianza? Puedes pensarlo. Todos tenemos momentos en los que nos sentimos algo flojos. ¿Recuerdas? Somos personas y tenemos emociones. Así es como funcionan las cosas.

Pero quiero decirte algo. ¡Eres Fantástico! Tú eres fantástico.

Eres fantástico porque eres único.
Eres fantástico por tus experiencias.
Eres fantástico por la gente que conoces.
Eres fantástico por los países que has visitado.
Eres fantástico por los idiomas que hablas.
Eres fantástico por los conocimientos que tienes.
Eres fantástico por…

¿Todavía te quedan dudas? ¿Todavía no sabes si estás suficientemente preparado? ¿Todavía piensas que no puedes aportar nada a nadie?

Tú eres fantástico. Conoces cosas únicas. Tu preparación es suficiente. Suficiente es suficiente. Empieza donde te encuentras en este momento y evoluciona en el camino.

Además, este es el mejor momento para arrancar tu proyecto (¿por qué otro momento iba a ser mejor?)

No hay ninguna razón para que no tengas confianza en ti mismo. Tú eres fantástico. Yo lo creo y ¿tú?

Salvador Figueros

Foto: Dan Queiroz / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment