≡ Menu

¡Tu Marketing es como tu pierna, brazo, cabeza,…!

¿Cómo debe ser tu Marketing? ¿Qué tono debe mostrar? ¿Qué personalidad debe transmitir?

El blog de Keith Ferrazzi es uno de los blogs que suelo seguir más regularmente. Keith es uno de los grandes Gurús (¡qué palabra!) de las relaciones. Sus libros “Nunca Comas Sólo” y “3 Personas Para Cambiar Tu Vida” son dos auténticos Best Sellers. Si quieres saber cómo establecer relaciones duraderas, sinceras y rentables tienes que leer sus libros o asistir a alguno de sus seminarios.

En uno de sus post recientes, Keith Ferrazzi cuenta que, para el lanzamiento de uno de sus productos (Relationship Masters Academy), contrató a un experto ajeno a su organización. La idea era replicar este tipo de campañas que siguen el modelo de Jeff Walker (Product Launch Formula) y que están tan de moda últimamente.

El resultado financiero de la campaña fue extraordinario. La fórmula de Jeff Walker funciona: troceas una historia en varios pedazos, la suministras a tu lista con una cadencia de tres o cuatro días y, finalmente, fuerzas una compra urgente amenazando con la posibilidad de que no se vuelva a repetir una oferta de esas características.

Sin embargo, la sensación de Keith Ferrazzi (por lo que cuenta en su post) no fue buena. ¿Por qué? Nada que ver con la dinámica de la misma (en definitiva es una fórmula algo sofisticada, pero no deja de ser marketing directo del tradicional).

Lo que afectó a Keith Ferrazzi fueron los comentarios de muchos de sus seguidores diciéndole que se habían sentido muy presionados por sus emails y por el estilo de su comunicación.

Estos seguidores veían una clara ruptura entre el estilo que Keith transmite en sus presentaciones públicas, sus libros o cualquier otro tipo de comunicación y lo que habían sentido en esa última campaña.

La campaña fue un éxito, pero la sensación que sintieron los seguidores de Keith Ferrazzi y él mismo no fue buena.

¿Compensa? Esta pregunta se la tiene que contestar cada uno. Desde mi punto de vista, no merece la pena poner en riesgo la relación con tu base de clientes a cambio de un éxito puntual.

Tus clientes no son tontos y se darán cuenta rápidamente si actúas de una manera diferente. ¡Qué contradicción! Cambiar la manera de actuar que te ha permitido conseguir tu base de clientes. ¿No te resulta extraño? Lo es.

Tu marketing es como tu pierna, brazo, cabeza,… Tu marketing es parte de ti. Tiene que ser coherente contigo, con tu personalidad, con la forma de hacer las cosas, de hablar, de actuar… Eres un todo.

Cuando esto no ocurre, estás traicionando la confianza que tus clientes han depositado en ti. Te han abierto las puertas porque les gusta lo que haces, lo que dices y como te relacionas y, de repente, empiezas a actuar de una manera diferente. ¿Puede tener impacto en tu relación futura? Tú mismo.

Keith Ferrazzi lo ha visto claro y se ha puesto en marcha para volver a transmitir su imagen de siempre, la que le ha permitido llegar a ser una de las personas más seguidas en el mundo de las Relaciones.

¿Crees que hace lo correcto?

Foto: John E. Lester / Flickr

Salvador Figueros

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment