≡ Menu

¿Cuál Es Tu Fecha De Caducidad?

¿Qué tienen en común estas compañías?

Woolworth´s: cadena británica de grandes almacenes que durante casi cien años dominó el comercio de Reino Unido. En su momento de mayor apogeo llegó a tener más de 800 tiendas abiertas.

Enron: compañía líder del sector energético. Llegó a ser la séptima compañía de Estados Unidos. Empleaba a más de 21.000 trabajadores. La revista Fortune la eligió como compañía más innovadora del país. Recurrentemente aparecía entre los 100 mejores empleadores.

Polaroid: impresionó al mundo con su tecnología. Sus cámaras instantáneas sacaban fotografías y las revelaban en cuestión de minutos. En muy poco tiempo se convirtió en una marca reconocida y sus cámaras se vendían sin parar en todo el mundo.

Commodore: fue uno de los precursores del ordenador personal en la década de los ´80. Entre 1983 y 1986 no tuvo competencia. Copaba el 50% de la cuota de mercado y vendía más de 2 millones de unidades.

Pan-Am: compañía fundada en 1927. Ha formado parte de la historia y cultura norteamericana. Lideró durante años los viajes de negocio y viajes internacionales. En los momentos de mayor gloria, ofrecía servicios a todos los continentes. Llegó a contar con una flota de aviones cercana a las mil unidades.

Lehman Brothers: compañía fundada en 1850. Ingresos cercanos a 60.000 millones de dólares. Cuarto banco de inversión del mundo. Más de 26.000 empleados dispersados por todo el planeta. Actuaron como consultores en fusiones y adquisiciones del nivel de Chrysler y American Motors, General Foods y Philip Morris,…

Todas estas compañías y otras muchas similares tienen en común que ya no existen. Todas ellas fueron vendidas o fueron a la bancarrota y desaparecieron posteriormente.

Da lo mismo lo grande que sea tu negocio. Da lo mismo los ingresos que genere tu negocio. Da lo mismo la reputación que tenga tu negocio. Si no lo cuidas como el primer día, si no te adaptas a los cambios de tu entorno, si no recuerdas que tu cliente es el rey absoluto, si no entiendes que tu fortuna puede cambiar rápidamente, tienes muchas probabilidades de ser uno más de la lista.

Todo puede cambiar. Todo puede terminar. Si no quieres tener fecha de caducidad, no hay que olvidarlo.

 

Salvador Figueros

Foto: Lemon Toast / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment