≡ Menu

¿Cuándo Fue La Última Vez Que Hablaste Con Tus Clientes?

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tus clientes? No importa el sector en el que operes, el producto o servicio que vendas o el cliente al que te dirijas. Lo único que realmente importa es que mantengas un diálogo fluido con tus clientes.

Estar en contacto con tus clientes es un principio básico. Ha sido trascendental en el pasado y lo es mucho más en el presente. ¿El futuro? El futuro es comunicación. ¿Qué quiere decir esto? O hablas con tus clientes con la frecuencia adecuada o te quedas fuera de juego.

El marketing ha pasado por muchas etapas. En el inicio, el producto era el rey. No existía la competencia tal y como la conocemos hoy en día. Si disponías de la tecnología adecuada para producir un producto de calidad, marcabas la diferencia frente al resto.

Coca-Cola es un buen ejemplo. John Pemberton empezó a vender su famosa bebida en farmacias y terminó haciéndose con el mercado de bebidas carbonatadas de Estados Unidos.

En un segundo momento, la tecnología se empieza a estar al alcance de todos. Más compañías tienen la posibilidad de fabricar productos similares. Empieza la era de la Marca. Para poder competir hay que decirle al mundo que, aunque los productos son parecidos, tienen personalidades diferentes.

Compañías como Coca-Cola pasan de hablar de los beneficios de sus productos (sacia la sed, ayuda a combatir el calor,…) a construir una marca basada en valores (la chispa de la vida, Siempre Coca-Cola,…)

Después, llega la época del marketing de las experiencias. Se deja de consumir productos para empezar a consumir la experiencia de consumir un producto en concreto.

Un buen ejemplo del marketing de las experiencias es Starbucks Coffee. El café es fantástico, pero sabe mucho mejor porque te lo sirven personas encantadoras en un entorno encantador. Todos estos elementos hacen posible que pagues por un café dos o tres veces lo que pagarías en cualquier otro sitio.

En todas estas etapas, el cliente ha sido una parte fundamental del modelo. Entonces, ¿qué es lo que ha cambiado ahora?

Bueno, en pocas palabras podemos decir que hay algo que sigue igual: el cliente sigue estando en el centro del modelo. Pero, a diferencia con épocas pasadas, el cliente tiene mucha más información, muchas más opciones entre las que elegir y posibilidades reales de hacerlo.

La información, las opciones y la posibilidad de materializarlas hacen que la situación sea radicalmente diferente. Ahora, el cliente tiene el control.

¿Puedes ver la diferencia?

En este nuevo contexto, las posibilidades de desarrollo de tu compañía pasan por construir relaciones duraderas basadas (además de en el producto, la marca y la experiencia) en la relación de confianza con tu base de clientes.

¿Y cómo se consigue esta comunicación?

Comunicándote con tus clientes tan a menudo como te sea posible. Comunicándote con tus clientes para aportarles valor. Comunicándote con tus clientes para ocupar un lugar en su mente y no dejar sitio para tus competidores.

¿Te parece complicado?

Afortunadamente, la tecnología ha avanzado lo suficiente como para facilitarnos la tarea. Ahora, cualquier compañía, por pequeña que sea, puede desarrollar una estrategia de relación con sus clientes al máximo nivel.

Te voy a dar algunas pistas para que puedas empezar a construir la relación con tus clientes rápida y fácilmente.

1.- Construye un Blog o una Página Web. Elige la opción que se adapte mejor a tus necesidades. Si tu negocio te lo permite y te gusta escribir, decántate por el Blog. Podrás utilizarlo para incorporar contenido interesante que enganche a tus clientes.

2.- Abre una cuenta con un proveedor de servicios de emailing. Hay muchos entre los que puedes elegir. Recuerda que el elemento más importante para decidir entre las distintas alternativas es la capacidad que tenga el servicio de hacer llegar tus emails a tu lista de clientes o potenciales. Si lo emails no llegan o terminan en la carpeta de Spam no habrás conseguido tu objetivo. Hay varios servicios que tienen una magnífica reputación: aweber, getresponse, icontact,… Yo utilizo aweber porque, según distintas fuentes, es el servicio que mayor nivel de deliverability (entrega) te asegura.

3.- Diseña tu Landing Page. Ésta es una página cuyo único objetivo es conseguir el nombre (opcional) y el email (obligatorio) de tus clientes o clientes potenciales para ponerte en contacto con ellos cuando estimes oportuno. ¡Ah! Recuerda que estos datos los recogerás a través de un formulario Opt-In (Web Form) que debes desarrollar en la página de tu proveedor de servicio de emailing.

4.- Regala algo de valor. Escribe un ebook sobre algo interesante. Graba un video donde des algún consejo que pueda enganchar a tu audiencia. Ofrece alguna entrevista con algún invitado famoso que funcione como reclamo, etc. La palabra gratis es un generador inagotable de respuestas. Regala algo de valor a cambio de la dirección de correo de tus clientes y el resultado que esperes se multiplicará por 10. Cuanto más valor entregues, mejores resultados tendrás. Esta fórmula no falla nunca.

5.- Busca afiliados. Los afiliados son personas o compañías que te ayudan a distribuir tus servicios o productos. Entrégales tus regalos para que los utilicen como reclamo para construir sus listas. No te olvides de incorporar en tus ebooks, videos, etc., la dirección de tu página Web y una oferta o un nuevo regalo para poder recoger sus direcciones de correo. Una buena estrategia de afiliación te permitirá aumentar tu lista de forma exponencial.

6.- Abre una cuenta en Twitter. Utiliza la red social Twitter para divulgar pequeños mensajes (microblogging) que aporten valor y que te ayuden a conseguir una red nutrida de seguidores. Los mensajes pueden ser un pequeño anuncio de una nueva entrada en tu blog o el link con tu nuevo ebook gratuito. No olvides que en este tipo de redes no se debe vender nada directamente, pero tus seguidores estarán encantados de recibir información de valor a coste cero. Si les gusta, es muy probable que terminen reenviándosela a todos sus contactos. ¿Imaginas el poder de difusión que pueden llegar a tener estas redes?

7.- Crea tu presencia en Linkedin. Construye tu perfil profesional en Linkedin. Contacta con profesionales de tu sector, con amigos, con todos aquéllos con los que tengas cosas en común. Únete a grupos que se hayan formado alrededor de tu área de interés. Comparte con ellos de forma desinteresada y ofrece tu colaboración siempre que sea posible. Si sigues estas pautas, conseguirás desarrollar una marca personal muy potente.

8.- Desarrolla una Fan Page en Facebook. Tienes la oportunidad de utilizar una de las mayores redes sociales del mundo para públicar tu imagen corporativa. Da de alta el perfil de tu compañía. Comenta tus últimas novedades. Regala información de valor para atraer cuantos más fans mejor. Introduce una Landing Page con un formato Opt-In para recoger los correos de tus seguidores. Comunícate con ellos asiduamente para mantener el interés por la página.

9.- Empieza tu propio canal de video en Youtube. Ahora, tienes la oportunidad de crear tu propio canal de televisión. Planifica y graba unos cuantos videos con consejos para tu audiencia. Tus videos no deben durar más de dos o tres minutos cada uno. Una lista de recomendaciones o pequeños consejos son los formatos que mejor funcionan. Utiliza todo este material en tu blog, página Web, Twitter, Facebook, Lindekin, etc. Una de las grandes ventajas de crear tu propio contenido es que luego lo puedes utilizar tantas veces como necesites con tan sólo realizar pequeñas adaptaciones.

10.- Participa en Foros relacionados con tu negocio. Los Foros de Internet tienen una fuerza increíble a la hora de construir una reputación en la red. Utilízalos con cuidado. En los foros no se vende nada. Los foros nacieron como un lugar donde se congregaban los que tenían preguntas que plantear y aquéllos que podían ofrecer sus respuestas. Ese es el espíritu del foro y ese es el espíritu que debes respetar. Muestra tu colaboración a todos los que la necesiten. Comparte altruistamente tu conocimiento. Responde a tantas preguntas como te sea posible. Y deja tu nombre y dirección Web en la firma. ¡Ojo! Antes, lee las normas del foro y respétalas en su totalidad. Sólo debes hacer lo que los administradores del foro te permitan.

11.- Invita a todos a compartir tu información. Nos encontramos en medio de la revolución de la información. Social Media es una de las herramientas más poderosas con las que contamos. Utiliza todas estas estrategias para hacer llegar tu mensaje y anima a todos aquéllos con los que contactas a que compartan tu información con todos sus contactos. A cambio, debes actuar de la misma manera. Comparte la información de valor de otros con aquellos contactos a los que les pueda interesar. El poder de las redes va mucho más allá de lo que nuestra mente puede imaginar. Sólo necesitan información interesante. Sé el primero en alimentar las redes con tu información y haz crecer tu negocio al mismo tiempo.

La nueva era del marketing pasa por establecer una relación estable con tu consumidor, ganar su confianza y mantenerla a lo largo del tiempo.

Ahora, el consumidor tiene el poder. Si quieres ser su primera elección, tienes que comunicar, comunicar y comunicar información que le aporte valor, valor y valor. Sólo así te ganarás su confianza.

¡Ah! Debes tener claro que, si tú no lo haces o no lo haces tan rápidamente como deberías, otro lo hará por ti y habrás perdido una gran oportunidad. Mete primera, pisa el acelerador y arranca tan rápido como te sea posible.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de mandarnos tus comentarios, difundirlo en Twitter y compartirlo en Facebook. Gracias.

Salvador Figueros
www.GorilaMarketing.com

Foto: macinate (Flickr)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment