≡ Menu

¿Hay Que Celebrar Halloween?

La celebración de Halloween ha sido uno de los temas más debatidos en los medios durante el día de ayer:

¿Tiene sentido celebrar Halloween en nuestro país?

¿Hasta qué punto hemos ido relegando a un segundo plano festividades más propias en favor de costumbres que tienen poco que ver con nosotros?

¿Estamos acabando con nuestra tradición al aceptar tan abiertamente este tipo de fiestas?

¿Por qué no hacemos algo para recuperar el terreno perdido con nuestras celebraciones tradicionales?

Etc.

Todos los comentarios resultaban bastante pesimistas: Halloween nos está invadiendo sin pedir permiso y nuestra reacción no es lo suficientemente fuerte como para preservar nuestras tradiciones frente a las que nos quieren imponer.

Aquí se me ocurren dos comentarios:

1.- Halloween es el resultado del poderío de los medios. Los americanos lo divulgan y el resto se hace eco. Los mismos medios que permiten que podamos hablar de si tiene sentido o no incorporarlo a nuestra cultura. No es más que una operación de marketing espontáneo a lo bestia. Una operación que poco a poco va incorporando nuevas costumbres a nuestras vidas y que, como todos los productos de cualquier campaña, fallará si la nueva costumbre no resulta atractiva. Por los resultados, debemos pensar que esta nueva celebración tiene todos los elementos para quedarse con nosotros durante mucho tiempo: los niños tienen un gran protagonismo, hay una gran escenografía popular (todos van disfrazados) y la dramatización (pedir caramelos por las casas) aumenta su atractivo. En definitiva, es divertido. Me parece que tenemos Halloween para rato.

2.- ¿Por qué molesta tanto que lleguen nuevas costumbres? Afortunadamente, vivimos en un mundo en constante evolución. Ha sido así desde siempre. Lo que era tradicional deja de serlo cuando llegan novedades que ocupan su lugar y se convierten ellas mismas en tradicionales al cabo del tiempo. La secuencia se produce constantemente. Si las nuevas tradiciones no interesan, mueren enseguida. Si enganchan, es probable que pasen a formar parte de nuestra vida.

Creo que podemos explicar todo esto en términos de marketing. Hay un nuevo producto en nuestro mercado. Lo clientes de siempre parecen aceptarlo. Si crees en tu antiguo producto y quieres parar lo que se te avecina, pon el esfuerzo necesario para defenderlo.

Afortunadamente, ésta no es una historia de vencedores y vencidos. Cualquiera que sea el resultado: nuevas costumbres, mantenimiento de las antiguas o costumbres compartidas siempre será un paso más en la evolución constante del mundo en el que vivimos.

¡Disfrútalo!

Salvador Figueros

Foto: YAZONE /Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment