≡ Menu

¿Qué Negocio Puedo Montar?

Una de las primeras preguntas que te puedes plantear cuando decidas montar tu propio negocio es qué puedo hacer por los demás. ¿Qué puedo aportar a otros que tenga el suficiente valor como para que mis posible clientes lo consideren?

Si eres como todos, es muy probable que cuando te formules esta pregunta te sientas algo incómodo.

Por lo general, cuando nos hacemos este tipo de preguntas tan directas, aparecen todos nuestros miedos y falta de confianza en nosotros mismos. No te preocupes, es algo normal. Todos tendemos a infravalorar lo que podemos aportar a los demás. Pero, si te paras a reflexionar con tranquilidad, descubrirás que hay un montón de cosas que conoces o dominas que pueden ser de mucho valor para otros.

Deja que te proponga un ejercicio muy sencillo que te puede echar mucha luz.

Coge papel y boli y escribe todas las cosas que has hecho a lo largo de tu vida. No seas nada restrictivo. Apunta todo lo que te venga a la cabeza:

¿En qué ciudades has vivido?
¿Qué amigos tuviste en tu infancia?
¿A qué jugabas?
¿Qué hobbies tienes?
¿A qué colegios has ido?
¿Qué idiomas hablas?
¿Qué países/ciudades conoces?
¿En qué compañías has trabajado?
¿Con qué tipo de clientes te has relacionado?
¿Qué proveedores has tenido?
¿Con qué clase de jefes has trabajado?
¿Has montado algún negocio anteriormente?
Etc.

La lista puede continuar, pero creo que te puedes hacer una idea.

Lo realmente importante en este ejercicio es que no te pongas ningún tipo de limitación. Sé tan exhaustivo como te sea posible y refleja todo lo que puedas recordar.

Cuando hayas terminado, deja de lado el papel durante una hora más o menos. Después de esos 60 minutos de reflexión, vuelve a leer todo lo que has escrito de principio a fin.

Lo más probable es que, cuando termines de leerlo, te sientas impresionado. Seguro que nunca habías imaginado que habías hecho tantas cosas y que tu conocimiento era similar al que refleja la hoja que tienes delante.

Sí, ese eres tú y ahí, delante de tus narices, aparecen reflejadas muchas de las cosas que puedes hacer por los demás para aportarles valor.

Valemos mucho más de lo que imaginamos, pero necesitamos recordárnoslo con una cierta frecuencia para no olvidarlo.

Ahora, sólo tienes que elegir cuál es el área en la que te sientes más cómodo y empezar a trabajar cómo se puede convertir en tu próximo negocio.

Salvador Figueros

Foto: lowjumpingfrog / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment