≡ Menu

¿Qué Tienen en Común el Gazpacho Manchego y los trucos de Magia?

Meses atrás, tuve la ocasión de comer en El Viscayo (Castalla). El Viscayo es un restaurante especializado en gazpacho manchego (comida típica de la zona). La experiencia fue sensacional.

¿Por qué? Porque El Viscayo es distinto. Ofrece algo totalmente diferente al resto. Lo que hace único a El Viscayo no es su cocina. Los gazpachos son magníficos, pero hay otros sitios muy recomendables en ese sentido (El Roig,…). Lo que convierte en único a El Viscayo es su propietario.

Cuando preguntas en la zona por un sitio para comer gazpachos, cuatro de cada cinco te hablarán de El Viscayo. Te dirán que es un sitio donde los gazpachos están fantásticos y el dueño hace trucos de magia.

¿Trucos de Magia? Eso es. ¿Qué tienen en común el Gazpacho Manchego y los trucos de magia? Posiblemente nada, pero el dueño de El Viscayo lo ha convertido en su seña de identidad.

¿Te parece inteligente? No lo dudes. Ha conseguido hacerse con una seña de identidad algo surrealista que le da la mayor notoriedad dentro del negocio y, seguramente, el mayor número de clientes.

Además ha conseguido que todos los que pasan por su restaurante hablen de él. Estás allí tan tranquilamente disfrutando de tus gazpachos y se te sienta un tipo al lado y empieza a hacerte trucos. ¡Increíble!

La asociación es muy potente: gazpachos y magia. Es pegajosa. Es tan rarito que no te lo puedes quitar de la cabeza. Te parece divertido y hablas de ella a tus amigos, compañeros,… El virus empieza a propagarse.

Hoy las cosas han cambiado. Vivimos en un nuevo entorno. Las comunicaciones se han multiplicado y todos queremos estar en contacto con todos.

¿Cómo afecta esto a los negocios? Hay muchas más opciones. La posibilidad de impacto sobre una primera línea de consumidores es más o menos igual. Lo que ha cambiado es la capacidad de esta primera línea para transmitir sus impresiones sobre tu negocio. La tecnología y las redes sociales han multiplicado la velocidad por infinito. La información se mueve a la velocidad de la luz. Casos como El Viscayo se comentan, se comunican.

¿Y, ahora, qué? Ahora queremos ser virales. Queremos aprovechar toda la velocidad disponible. Queremos convertir nuestros negocios en un virus que se propaga rápidamente. Un virus que contamina con curiosidad y deseo.

¿Cómo podemos hacerlo? La fórmula es sencilla. Necesitas dos elementos:

1.- El Virus. Es la información que se va a transmitir. ¿Vale cualquier información? No. Basta ya de notas de prensa y comentarios aburridos. Se transmite lo que es noticia y entretiene. Una noticia es algo novedoso y atípico, algo que despierta la curiosidad. Algo que merece la pena ser contado. Sólo hablarán de tu negocio si es noticia. Si resulta distinto y atractivo. ¿No contarías a tus amigos tu comida en El Viscayo?

2.- El Soporte. Cualquier posibilidad de interacción es un buen soporte para un virus. Antes, echábamos mano de la charla ocasional o la llamada telefónica. Ahora, con la tecnología, las posibilidades son inmensas. Sólo tienes que entrar en cualquier red social y dejar tu comentario, colgar el video que has grabado o dejar tus fotos.

Eso es todo lo que necesitas. Un buen virus (noticia interesante) y un medio para propagarlo. A partir de ahí, empezarán a funcionar las conexiones y tu negocio estará en boca de todos.

Los negocios virales llegan a más gente, son más notorios y tienen más probabilidades de tener éxito. Asegúrate de encontrar o crear un virus atractivo que pueda contaminar a tu mercado. Cuéntaselo a todos los que puedas y confía en que se propague rápidamente.

A lo mejor no es necesario que hagas trucos de magia, pero seguro que tienes que hacer lo que no hacen otros para conseguirlo.

¿Conoces algún negocio “Viscayo”?

Salvador Figueros

Foto: Tsar Kasim / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment