≡ Menu

¿Cómo Cambiar El Ánimo De Los Emprendedores?

¿Cómo te encuentras? ¿Tienes ganas de tirarlo todo por la borda y dedicarte a otra cosa?

Tranquilo. Antes de tomar ninguna decisión alocada, escucha lo que te quiero decir.

En primer lugar, me gustaría reflexionar sobre algo que ya conoces: la situación económica es mala (que perogrullada) y es mala para todos o para casi todos. Esto no es una excusa, pero nos viene bien para recordar el contexto en el que nos movemos.

¿Significa esto que nos tenemos que resignar, cruzar de brazos y ver como van cerrando nuestros clientes, proveedores o nosotros mismos?

No, nada de eso. Significa, simplemente, que hay que relativizar nuestra situación. Es decir, ponerla en relación con la situación general, quitarle dramatismo e intentar, a partir de ahí, mejorar.

En cualquier caso, hay que tener mucho cuidado con la influencia que tienen estas situaciones en nuestra manera de pensar y sentir.

Me explico, nuestro estado de ánimo funciona con refuerzos constantes. Estos pueden ser positivos (Luis Huete les llama círculos virtuosos)  o negativos. Como te he dicho, el funcionamiento es el mismo.

Cuando uno entra en una espiral positiva, empieza a verlo todo de forma positiva y esa misma manera de ver las cosas aumenta las probabilidades de que sus nuevas acciones arrojen resultados positivos.

Pero el mecanismo funciona exactamente igual en sentido contrario. Si atravesamos una situación como la actual, es probable que nuestros resultados empiecen a empeorar y que empecemos a ver las cosas con un filtro negativo. ¡Cuidado! Este filtro negativo puede aumentar las probabilidades de que tus próximas acciones arrojen resultados negativos.

De este tipo de círculos o espirales se sale por acontecimientos externos (es obvio que la crisis ha invertido los círculos virtuosos en los que se encontraban muchos negocios) o por motivación interna.

En este sentido te diría que intentes cambiar el espíritu (no es fácil pero te ayudará). Imagina que cada día es una oportunidad para hacer algo diferente y poder mejorar la situación:

1.- Crea un plan

2.- Síguelo

3.- Agárrate a pequeños logros

Así, conseguirás entrar, de nuevo, en una tendencia positiva.

Ten presente que la realidad es la misma para todos (la misma) sólo cambia la manera en la que nos enfrentamos a ella. Es decir, cambia tu marco mental.

La fórmula secreta es: “Si quieres cambiar tu percepción de la realidad, cambia tu marco mental: crea un plan, síguelo y agárrate a pequeños logros”

¡Ah, hazlo YA!

Salvador Figueros
www.GorilaMarketing.com

Foto: Iwona Kellie (Flickr)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment