≡ Menu

¿Tiene Razón La Ardilla?

Hay un dicho que dice algo así como “lo que no se puede medir no se puede gestionar”. Probablemente sea cierto. Si quieres saber cómo van las cosas, hay que intentar contarlas, medirlas, dimensionarlas,…

¿Por qué? Bueno… porque es la única forma de poder compararlas. Compararlas con nuestras expectativas, nuestras previsiones. Compararlas con el pasado. Conocer su progresión. Compararlas con lo que están haciendo otros. Entender nuestra posición frente a la competencia…

Medir tiene sentido, pero hay que tener cuidado.

La ardilla y la influencia

El otro día hice retweet de un artículo que hablaba de una ardilla (creo que era vía @CelestinoMz). Eso no es noticia. Es mucho más interesante saber que esa ardilla tiene (o tenía) un “Klout” muy alto.

Klout es quizá el indicador más popular para medir tu influencia en Twitter. ¿Qué significa esto? Bueno…la ardilla, según Klout, es un personaje que tiene una gran capacidad para influir sobre los demás en Twitter.

No sorprende. Si pones “common squirrel” (ardilla común) en el buscador de Twitter y presionas enter, lo puedes comprobar. @common_squirrel tiene más de 40.000 seguidores en Twitter.

Con ese número de seguidores su alcance es increíble. Con Tweets tan interesantes como:

Common_squirrel: run run (corre corre)

Common_squirrel: dig (cava)

Y sus variaciones

Common_squirrel: run run run run run

Common_squirrel: dig dig dig dig

…tiene sentido que un usuario como la ardilla tenga una influencia tan determinante sobre otros muchos según Klout.

Medir Sí, pero…

No voy a decir que no hay que medir. Sencillamente, si no mides no sabes dónde estás. Pero hay que tener mucho cuidado con la forma en la que mides.

Primero, tiendes a situarte en los extremos. O no mides nada y vas a la deriva. O sientes la necesidad de medirlo todo y tienes más información de la que necesitas.

En segundo lugar, tu sistema de medida es probable que no sea tan bueno como te gustaría. Todo no se mide de la misma manera. Hay medidas directas y otras que no lo son. Cuando utilizas la misma filosofía para medir todo, puedes tener problemas.

Éste no es un mundo de ardillas

Está bien tener ardillas con una capacidad de influencia tan alta. Es simpático. La gente sigue este tipo de situaciones. Les parecen divertidas. Se entretienen. ¿Tiene mucho que ver con la influencia? Seguramente no, pero hay un indicador. Lo sigues. Al final es cómodo. Te da un dato y formas una opinión.

Puede ser sencillo pero no funciona. Las ardillas no tienen influencia. Por lo menos no deberían tenerla en una red social. Además sus comentarios no son interesantes. ¿Graciosos? Sí, seguro. ¿Interesantes? No lo creo.

Es importante que midas lo que merece la pena medir. No midas más. No midas menos. Enfócate en lo importante. Eso sí que tiene interés.

Si encuentras una medida directa, ¡enhorabuena! Si no das con ella, busca otras fórmulas que te puedan ayudar. Recuerda que el objetivo no es medir. El objetivo es entender dónde estás.

Con cualquiera de las dos fórmulas ten cuidado. Busca el sentido de las cosas. Si no lo tienen, cambia de fórmula. Busca otra.

Éste no es un post de ardillas. Tampoco es un post de redes sociales. Es un post de gestión. Un post de medidas. Mide qué haces, dónde estás. Mide todo lo que merece la pena, pero ten cuidado con tu forma de medir. Cuestiónala. Hay veces que falla.

Salvador Figueros

foto: Daquella manera / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment