≡ Menu

7 Segundos Es Todo Lo Que Tienes

Durante mis años en televisión, vendíamos las primeras posiciones de los anuncios en los bloques de publicidad a un precio superior al resto. En ocasiones, con un recargo superior al 100% del precio. Supongo que todavía se hace.

¿La lógica de esta política comercial? Sencilla. La primera posición de un bloque publicitario es la que más se ve. Más audiencia, más precio. Ahí acaba el razonamiento.

Lo interesante de todo esto no es cuánto se paga por una primera posición. Lo interesante es entender porqué tiene mayor audiencia.

La regla de los 7 segundos

Después de los primeros segundos, la audiencia disminuía. Exactamente, después de los primeros 7-8 segundos.

Todos los estudios y análisis que se llevaron acabo daban el mismo resultado. Después de los 7-8 primeros segundos se producía una fuga de telespectadores. Daba lo mismo la cadena, el país,… Las probabilidades de pérdida de audiencia después de ese lapso temporal eran muy altas.

¿Qué ocurre?

La explicación está directamente relacionada con nuestra capacidad de atención. Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, asignamos 7 segundos de nuestra atención para valorar si el nuevo hecho merece la pena o no. Si no nos engancha, cambiamos nuestro foco de atención y le entregamos esos 7 segundos a otra cosa.

Según la Escuela de Negocio de la Universidad de Nueva York, las personas necesitamos sólo 7 segundos para enjuiciar hasta 11 elementos. Algunos de estos elementos son: credibilidad, comportamiento, sofisticación, confianza,…

Las buenas noticias

Parece que la evidencia se repite en distintos estudios. El tiempo siempre ronda los 7 segundos y podemos decir que ésa es la cantidad de tiempo que ponemos a disposición de los anunciantes de televisión para que nos seduzcan.

¿Las malas noticias? Esa restricción en nuestra capacidad de atención inicial se produce en todos los ámbitos (no sólo en la televisión).

¿Hay solución?

Casi siempre hay solución. Nuestra capacidad de atención es muy limitada, pero nuestra capacidad para renovar la atención cuando algo nos interesa no.

El tema es importante. Si quieres que tu producto resulte atractivo, si quieres que tu oferta parezca interesante, si quieres… sólo tienes 7 segundos para llamar la atención.

Lo primero que tienes que saber es que esto funciona así. Después tienes que encontrar el mecanismo adecuado para sorprender a tu audiencia y convencerles para que renueven su atención una y otra vez.

La fórmula

Siete segundos dan para muy poco lo hagas como lo hagas. Cuando no hay tiempo, las palabras no tienen suficiente espacio. Hay que buscar otras fórmulas. Fórmulas que no dependan del tiempo. Fórmulas que no necesiten nada más que un instante.

El lenguaje no verbal es la clave. Si lo que vendes es tu producto, presta especial atención a cómo lo presentas, qué se ve, qué transmite, qué imágenes asocias,… Si lo que vendes es tu persona, cuida tus gestos, tu apariencia, tu sonrisa, tu manera de mirar, de saludar, tu…

Siete segundos puede ser injusto. Es como juzgar un libro por su portada, pero las cosas son así. Justo o injusto nunca sabrás si es bueno o malo porque, si la portada no es la adecuada, a quién le importa el resto.

 

Salvador Figueros

Foto: Eva The Weaver / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment