≡ Menu

Chocolate Con Churros

Los churros son todo un clásico. Miles de personas empiezan el día con ellos. Es como una especie de ritual. Primero churros y después trabajar. Cuando lo haces así, el día empieza mejor.

El mecanismo funciona. Está muy bien, pero cuando combinas los churros con chocolate, entonces es mucho mejor. Es insuperable.

Uno más uno, en este caso, no son dos. Uno más uno es otra cosa. Si lo haces bien está muy por encima de dos.

La vida funciona así. Los negocios también. Hay cosas que tienen su atractivo, que son interesantes. Cuando las combinas con otras, se multiplican, se transforman, se convierten en algo fascinante.

Piensa en algunos ejemplos: bares con música en vivo, idiomas con viajes, restaurantes con centros de ocio infantil, cafeterías con wifi,… la lista podría continuar. Sólo tienes que mirar a tu alrededor para inspirarte.

No eres como los demás

Tu negocio puede ser igual a otros. Cuanto más parecido, menos probabilidad de tener éxito. No aportas nada que no esté ya en el mercado. ¿Más alternativas? Hacerlo mejor que el resto.

Hay otra alternativa más segura. No ser igual que los demás. Puedes hacerlo de distintas maneras. ¿Una? Combinando o añadiendo algo distinto a tu producto. Buscando una combinación diferente. Juntando productos o servicios de distinta naturaleza. ¿El resultado? Algo nuevo.

No vale todo

Una estrategia de combinación es atractiva, pero no es fácil. No vale todo. No puedes combinar todo. Hay cosas que tienen sentido y hay cosas que no lo tienen. Es como los helados. Una bola de vainilla y chocolate funciona. Los sabores encajan, los colores combinan. El resultado es apasionante. ¿Stracciatella con limón? No lo sé. No estoy muy seguro.

Tu negocio puede ser igual. Entiende a tus consumidores. Cuáles son sus motivaciones. Cómo son. Qué les gusta. Identifica lo que les enciende, lo que les pone en funcionamiento. Busca el complemento ideal. El que mejor encaja con tu negocio. Aprópiatelo y crea algo diferente.

Los churros son increíbles. Solos tienen un sabor fantástico. Cuando los combinas, pasan cosas.

Si tomas churros con café, el tema no es apasionante. El chocolate es distinto. La combinación funciona. Encuentra el chocolate de tu negocio y combínalos.

 

Salvador Figueros

Foto: ChaitT / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment