≡ Menu

Cómo Puedes Cambiar Tu vida

Si todavía no has hecho tu lista de “cosas que quiero para el 2011”, date prisa porque te queda poco tiempo.

Es tiempo de listas. Momento de dejar reflejado en un papel qué esperamos del próximo año. Qué queremos que nos traiga.

Las listas pueden ser extensas o cortas, materiales o espirituales (quizá una combinación de las dos), pero todas pretenden dejar constancia de las cosas que necesitamos para cambiar nuestra vida y mejorarla.

Está bien. Para que algo suceda hay que dejarlo por escrito, transformarlo en objetivos,… En fin, todo ese bla, bla, bla de escuela de negocio. Aunque, quizá, no es lo único que hay que dejar por escrito.

Yo, personalmente, creo que las listas fallan. No porque no haya que hacerlas (hay que hacerlas), sino porque las enfocamos de una forma incorrecta.

Generalmente, las listas suelen ser un conjunto de deseos más o menos organizados muy en la línea de lo que predican los seguidores de “El Secreto”: El universo tiene la capacidad de entregarte todo lo que quieras. Sólo tienes que pedírselo y creer con todas tus fuerzas que llegará.

Seguro que este tipo de pensamiento positivo ayuda, aunque sea, únicamente, porque te ayuda a definir un marco mental positivo (ya es bastante). Pero, también, creo que es insuficiente.

Para que una lista funcione, debe ser una combinación de deseos y una voluntad, la Voluntad de Hacerlo.

¿Hacer qué? Yo que sé. Lo que te apetezca. Cada uno tendrá sus sueños o aspiraciones personales e intransferibles. Céntrate en ellos, no copies los de los demás.

Ahora, coloca en el primer lugar de tu lista un gran “Voy a Hacerlo” y, esta vez, hazlo. ¿Por qué no? No intentarlo supone dejar pasar una nueva oportunidad y, quizá, haya más de una oportunidad, pero no tienes todo el tiempo del mundo para aprovecharlas.

Mañana, con el nuevo año, empieza a hacerlo desde el minuto uno.

Carpe Diem (aprovecha el día); no porque no sepas que puede ocurrir en el futuro, sino porque no se me ocurre otra forma mejor de aprovechar el presente.

Eso es todo lo que tienes que hacer. ¡Suerte!

Salvador Figueros

Foto: Eustaquio Santimano / Flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment