≡ Menu

Cómo Conseguir Clientes Gratis

Cómo conseguir clientes gratis

¿Conseguir Clientes Gratis? Suena bien. ¿Por qué dedicar tiempo, dinero y esfuerzo a conseguir nuevos clientes cuando otros lo pueden hacer por ti?

Una alianza es un acuerdo por el que dos compañías colaboran ofreciendo sus activos y generando una oportunidad de negocio para ambas que de otra forma no existiría.

Este tipo de situaciones son siempre ganar-ganar para las dos partes. Si la naturaleza de los dos productos o servicios son similares y la relevancia del servicio o producto ofertado conjuntamente es suficiente, tendrás todos los ingredientes para sacar adelante una gran colaboración.

Las Alianzas son la fórmula más rápida para hacer crecer tu negocio. Las puedes organizar a nivel local, internacional, de forma presencial, por teléfono, e-mail, etc.

Son todo ventajas, pero, si quieres que funcionen, no esperes que la otra parte, de entrada, realice ningún esfuerzo.

Deberás tener toda la operación pensada de antemano y perfectamente cuantificados los beneficios que aportan a las dos partes.

Aquí rige el principio KISS (Keep It Simple Stupid: hazlo sencillo, tonto) que es una expresión magnífica que viene a decirte que lo hagas tan fácil como puedas para que la otra parte sólo vea los beneficios sin necesidad de esfuerzo alguno.

“Suma los Activos de las dos compañías y genera una oportunidad de negocio para las dos partes”.

A continuación, tienes una serie de pasos que te ayudarán a darle forma a tus alianzas. Si los sigues, aumentarás de forma dramática tus posibilidades de éxito.

Clientes Gratis 1: Dedica a una persona

Sí, dedica a una persona o parte de tu tiempo a cerrar Alianzas. En definitiva, esto dependerá de tus recursos, pero es importante que entiendas que no estamos hablando de un tema menor.

El tiempo que dediques a cerrar alianzas es la mejor inversión que puedes realizar. Piensa por un momento en el tiempo, personas y esfuerzo que te supondría tener que desarrollar por ti mismo todo lo que tus partners (socios) te pueden aportar.

Una persona solvente, dedicada a cerrar alianzas puede aportarte unos resultados que, con creces, compensarán el esfuerzo dedicado en esta labor.

En la locura puntocom (hasta el 2000) que tuve la oportunidad de vivir, todos los portales grandes o pequeños tenían una persona o equipo dedicado a cerrar alianzas de todo tipo. Las alianzas eran un elemento estratégico en la estrategia de desarrollo de aquellas compañías.

Clientes Gratis 2: Ten claro lo que necesitas

En este caso, parece bastante obvio que tu necesidad es intentar alcanzar cuanta más gente mejor con el menor coste posible.

Aquí, una estrategia de Alianzas funciona magníficamente porque no sólo te permite contactar a un gran número de personas sino que lo hace con la posibilidad directa de venta (va un paso por delante de la publicidad convencional que se limita a comunicar). ¡Ah! Recuerda que es a coste variable.

Esto quiere decir que sólo pagas en función de resultados (no hay costes fijos, o no debería haber, independientemente de los resultados).

En este punto debes reflexionar sobre lo que significa alcanzar a muchas personas. Es obvio que el marketing es un juego de números:

“Cuantas más personas contactas y conocen tu producto o servicio, mayores son las posibilidades de que lo consuman”.

Hasta aquí todo bien, pero merece la pena incorporar un variable más en esta reflexión que te permitiría reformular la frase anterior de la siguiente manera:

“Cuantas más personas afines (que tienen la necesidad que tu producto cubre) contactas y conocen tu producto, mucho mayores son las posibilidades de que lo consuman”.

Efectivamente, el marketing es un juego de números, pero de números buenos. ¿Qué quiere decir esto?

Esto quiere decir que no te vale con llegar a mucha gente. Tienes que llegar a los que realmente te interesan.

No te obsesiones con potenciales alianzas con grandes partners que no tienen un mercado o público objetivo afín al tuyo. Es muy probable que te desgastes mucho en la negociación (por la supuesta diferencia de dimensión que puede haber entre tú y él) y que los resultados sean muy pobres.

Permíteme que te de un ejemplo de una experiencia personal: un kit de conexión analógico a Internet tenía una conversión (usuarios conectados divididos entre kits entregados) de hasta cincuenta veces más dependiendo del canal utilizado para hacer llegar el CD de conexión al usuario final.

“El Marketing es un juego de números buenos. Contacta a aquéllos que realmente te interesan”.

Clientes Gratis 3: Identifica al posible partner (socio)

Las posibilidades son innumerables y, generalmente, te puedes llegar a perder si no eres capaz de fijar prioridades.

Empieza por aquéllos con los que tu producto o servicio tiene muchos puntos en común:

» Empresas del sector: busca aquellas empresas de tu sector que comercialicen productos o servicios complementarios y analiza cómo pueden encajar con los tuyos (¿Se construye más valor cuando se suman Activos?)

» Competencia: analiza qué productos o servicios no ofrece tu competencia. Si no hay conflicto, ofrece la posibilidad de colaborar con ellos.

» Empresas de otros sectores: ¿qué productos o servicios (fuera de tu sector) consume tu mercado? Identifícalos y elige a los que ofrezcan una posibilidad de asociación más coherente con tu producto.

» Medios de comunicación: si la naturaleza de tu producto te lo permite, estudia qué medios de comunicación consumen tus clientes o potenciales clientes y plantéales una promoción conjunta donde distribuyan tu producto o servicio con condiciones especiales para sus clientes.

Cuando ya has revisado los partners que tienen más sentido y a los que debes dedicarle mayor nivel de esfuerzo (recuerda siempre el 80/20 de Pareto), merece la pena que pienses en otros que, aunque no sean los socios ideales, también te pueden ayudar a comunicar tu mensaje o distribuir tu producto.

Como puedes ver, las posibilidades son innumerables, pero es importante que sigas este proceso ordenado que te propongo para jerarquizar prioridades y poner foco donde realmente merece la pena realizar el esfuerzo.

Siguiendo con el ejemplo que te he apuntado anteriormente, te puedo decir que el kit de conexión a Internet lo distribuimos, a través de alianzas, desde preinstalado en ordenadores (éstas eran, de hecho, las mejores alianzas) hasta insertado en la revista de los socios de un club de fútbol de primera división que, como puedes imaginar, no tenía un público objetivo lo suficientemente afín a nuestros servicio de conexión y, por lo tanto, los resultados fueron menos atractivos.

“Concentra tu esfuerzo en cerrar los acuerdos más evidentes”

Clientes Gratis 4: Analiza las necesidades de tu posible partner

Aquí no me voy a extender. Creo que el apartado anterior introduce perfectamente este punto. En cualquier caso y para terminar de ilustrarlo, déjame que retome, de nuevo, el ejemplo del kit de conexión.

En el caso de los ordenadores que llevaban el kit preinstalado, el beneficio para sus compañías consistía en ofrecer a los compradores una serie de servicios que aumentaba el valor del producto.

Aquí, es interesante que te haga una puntualización que explica el detalle de estas operaciones:

» Acuerdos Locales: cuando el acuerdo se hacía a nivel local y con ordenadores, en su mayoría clónicos, los acuerdos eran entre iguales. La compañía de ordenadores mejoraba su propuesta a sus compradores ofreciendo más cosas por el mismo precio a la vez que hacía algo de caja con las comisiones que liquidaba con nosotros.

» Acuerdos Internacionales: cuando el acuerdo era internacional, es decir, cuando el acuerdo se cerraba entre una gran marca internacional y nosotros, el resultado era muy diferente. Por lo general, en ese tipo de acuerdo se cerraban cantidades fijas up-front (por delante, es decir, que se pagaban independientemente del nivel de resultados del acuerdo) y además se le tenía que sumar el variable.

¿Por qué se producía esta diferencia? Muy sencillo, mientras que los acuerdos locales tenían un espíritu de alianza entre iguales (más o menos), los internacionales (con marcas más consagradas) eran acuerdos de distribución pura y dura con parte variable.

Clientes Gratis 5: Entiende la relevancia que tiene el acuerdo para tu partner

Si pretendes cerrar este tipo de acuerdos, debes asegurarte de que es relevante para las dos partes.

Cuando hablo de relevancia no me refiero a que ambas partes consideren el resultado económico suficientemente atractivo. Ése es sólo un enfoque de la relevancia. Me refiero a que el conjunto de la operación tenga suficiente sentido para las dos partes.

Por ejemplo, si intentas cerrar un acuerdo con una gran empresa, es obvio que la diferencia entre las dimensiones de las dos compañías podría ser un obstáculo. Incluso el nivel de ingresos que podría generar este tipo de alianzas no es significativo para una compañía de gran tamaño.

Pero, sin embargo, el hecho de poder ofrecer un producto o servicio novedoso y diferenciador a sus usuarios le da la relevancia que de otra forma no tendría el acuerdo.

“Asegúrate de que lo ofreces a la otra parte es lo suficientemente relevante para ella como para que le resulte atractivo”

Clientes Gratis 6: Define qué activos intercambiar

Este punto hace referencia a cómo se estructura el acuerdo y qué pondrá encima de la mesa cada una de las partes.

En tu caso, estaría más o menos claro que tú entregas tu producto o servicio para que se incorpore al producto o servicio de la otra parte, mejorando sus características y aumentando su valor.

Pero no siempre tiene que ser así. Imagina que ya tienes una serie de clientes o una base de clientes potenciales con los que tienes algún tipo de contacto.

En este caso, se podría organizar una alianza donde las dos partes utilizan sus propias bases de datos para realizar una promoción cruzada de los productos o servicios de la otra parte. Esta es una forma original de duplicar clientes potenciales.

Clientes Gratis 7: Establece la fórmula de compensación

Por lo general, un buen punto de partida es compartir el 50% del margen de beneficio del producto o servicio. A partir de ahí, las combinaciones son múltiples.

En cualquier caso, este punto es objeto de negociación y se vencerá del lado de la compañía más fuerte y más imprescindible para la materialización de la alianza.

Si eres la parte débil del acuerdo, es muy probable que seas tú el que tengas que ceder más. De todas formas, este aspecto no lo tendrás totalmente cerrado hasta que no sepas realmente con quién vas a cerrar la alianza.

En ese momento, tendrás que empezar a pensar la cantidad de comisión que la parte fuerte se llevará por hacer llegar tu producto al cliente final.

Clientes Gratis 8: Pon en funcionamiento la alianza

Una vez que hayáis pactado los términos del acuerdo, ya te puedes poner en funcionamiento.

Es absolutamente recomendable que recojas todos los puntos del acuerdo en un documento y que este documento obre en poder de las dos partes.

No es necesario que sea un contrato, aunque dependiendo del nivel de la alianza y de los elementos que involucra – gran dimensión, costes asociados, etc.- es posible que tengas que firmar un documento formal.

En muchos casos, las alianzas con pequeñas compañías suelen estar soportadas por un e-mail con el detalle de lo acordado o un Memo de entendimiento (MOU: memo of understanding) que firman ambas partes.

Si te quedan dudas sobre cómo documentar este tipo de acuerdos, coméntalo con tu abogado.

Por mi experiencia, te diré que los grandes acuerdos, aquéllos que he cerrado con compañías importantes han ido soportados por un contrato que, generalmente, te daban las propias compañías y era una especie de contrato tipo.

Las alianzas con compañías pequeñas se solían validar con un e-mail a la persona adecuada y su confirmación de los términos.

Todo dependerá del perjuicio que se pueda producir si en un momento dado se rompiese el acuerdo. Valora este punto.

“Documenta todo por escrito y evita sorpresas posteriores”

Ejemplo Famoso

Como te he dicho antes, las alianzas son el medio más rápido y flexible para poder desarrollar tu negocio en tiempo récord. Buena muestra de lo que se puede conseguir con una alianza lo puedes comprobar repasando el caso “Microsoft”.

Microsoft era una pequeña compañía americana que se dedicaba a pequeños desarrollos de programación en lenguaje Basic.

Corrían los tiempos en los que IBM estaba enfrascada en el inicio del desarrollo de los ordenadores personales. En ese momento, Bill Gates vio la oportunidad de hablar con IBM e intentar llegar a algún tipo de acuerdo con un sistema operativo que se llamaba DOS.

Bill Gates se sentó con IBM para venderles las bondades de un sistema operativo que facilitase la relación entre la máquina (ordenador) y el resto de programas.

Cuando Gates hizo su planteamiento, no tenía nada. Nada de nada. Es decir, no había sistema operativo (de hecho, se lo compraron, posteriormente, a un tercero por 50.000$; un tercero que pensó que había hecho el negocio del siglo y no se dio cuenta que había cedido a otros el primer producto de un imperio de dimensiones descomunales).

Incluso con esta situación de absoluta desventaja, Bill Gates planteó y cerró una de las alianzas más famosas de la historia de los negocios: Microsoft convenció a IBM para que incorporase su sistema DOS en todos sus ordenadores.

Imagínate que “pedazo de alianza”. De un día a otro pasas de ser un completo desconocido a estar presente en los ordenadores de medio mundo.

Por si fuera poco, Bill Gates no cedió la exclusiva sobre el software a IBM (estos últimos entendían que el negocio estaba en los ordenadores y no le dieron demasiada importancia al software) y se quedó con la posibilidad de vendérselo a otros clientes.

Es decir, incorporan tu software a sus ordenadores (un software desconocido cuando todavía no eres nadie) y, además, no se quedan con la exclusiva sobre el producto. ¡Increíble!

La situación es surrealista, una pequeña compañía tratando de cerrar un acuerdo con una de las grandes compañías del planeta. A partir de ahí, es historia.

El acuerdo con IBM catapultó a Microsoft en todo el mundo. No sólo no le costó dinero sino que le permitió generar mucho. Le convirtió en el sistema operativo de referencia y, al no tener trabas en su contrato, pudo vendérselo a todos aquéllos que estuvieron interesados.

Supongo que eran otros tiempos y que las probabilidades de que te encuentres a otros directivos de mega-multinacional tan inocentes como éstos te resultará bastante complicado.

Pero lo que resulta absolutamente innegable es que Microsoft no existía a los ojos del mundo y esta alianza con IBM le puso en el mapa en un abrir y cerrar de ojos.

Tu trabajo consistirá en encontrar lo que yo llamo “Ibeemes”, es decir, socios lo suficientemente grandes como para que su impacto sobre tu negocio sea relevante y lo suficientemente flexibles como para que te permitan la aproximación y el cierre de un acuerdo.

“Los Ibeemes son el mejor activo que puedes desarrollar para catapultar tu negocio al máximo nivel”

Comentario Final

Las alianzas son la mejor forma de dar a conocer tu producto y alcanzar tu mercado de la forma más rápida posible.

Las alianzas se basan en un principio muy básico: los ingleses le llaman “Leverage” (apalancamiento) y tiene mucho que ver con la famosa frase de Arquímedes que decía algo así como “Dadme una palanca (o punto de apoyo) y moveré el mundo”.

Este concepto es intuitivo, visual y potente. La palanca (tu alianza) sirve para amplificar tu fuerza (tus esfuerzos) y multiplicar por “n” tus resultados.

Es decir, si quieres conseguir el mejor resultado posible para tus esfuerzos, encuentra las mejores palancas a tu alcance y no te desgastes intentando desarrollar todo tú sólo. Simplemente, no merece la pena el esfuerzo de hacerlo en solitario.

¿Cómo conseguir Clientes Gratis? Seguro que hay distintas maneras, pero ninguna tan buena como una buena Alianza.

Salvador Figueros

Foto: jinterwas / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 2 comments… add one }

  • Geniales ideas las que escribes amigo, me agradaron
    mucho.Pienso que intentare lanzar mi propio emprendimiento gracias a tus consejos.

    Saludos desde Panama

    • Salvador Figueros 4 mayo, 2013, 11:04

      Me alegra que te parezca interesante.

      Saludos

Leave a Comment

Next post:

Previous post: