≡ Menu

¿Cuándo Hay Que Dejarlo?

Hace unos días, recibí un comentario de alguien que, después de haberlo intentado todo, estaba pensando en dejar su negocio.

Reflexioné sobre el tema. Le di un par de vueltas y le dejé mis comentarios. Aquí los tienes.

Hola XXX,

Si ésa es tu decisión, te deseo toda la suerte del mundo. En cualquier caso, he visto tu web y estás en uno de los mercados (fitness) que están funcionando mejor… por lo menos en Estados Unidos.

La prueba

Supongo que conocerás a Ryan Lee. Él es un personal trainer reconvertido a “Internet Guru” que factura más de un millón de dólares mensuales. Este hombre empezó con un programa en internet para personal trainers.

Hay otros muchos que están haciendo cantidades similares. Es probable que conozcas a Mike Geary. Sus ingresos son como los de Ryan Lee (por encima del millón de dólares mensual). El caso de Geary es más curioso todavía. Se ha especializado en abdominales y su producto estrella es “The truth about abs”.
Hay mucho más casos. No todos están en las cifras de estos dos genios, pero ingresan cifras más que decentes.

La reflexión

¿Es fácil? Seguramente no ¿El mercado americano es como el nuestro? En absoluto. Pero esta gente lo está consiguiendo y no debería haber razones de peso para que otros no lo puedan conseguir.

Si has tomado la decisión, adelante. Suerte. Aunque quizá todavía le puedas dar una última vuelta a tu negocio.

Las posibilidades

Seguro que has analizado a los grandes en USA. Por lo general, se dirigen a un mercado muy concreto (abdominales, perder peso,…). Es una buena idea hacer más pequeño el nicho. También es buena idea dar soluciones muy concretas (abdominales en 90 días, 15 kilos en dos meses,…).

Los grandes utilizan contenido de valor para sus usuarios en internet. Quizá sea interesante alimentar un blog todos los días con consejos específicos dirigidos a tu nicho de mercado. Además, tu actividad es muy visual y podrías grabar los tips en vídeo. Ofreces un videoblog y construyes tu canal en YouTube con los mismos vídeos. ¡Ah! Grabar trocitos de clases no es suficiente. Hay que contar, explicar, enseñar,…

Más posibilidades

También, puede ser otra gran idea intentar aumentar tu lista de suscriptores. Ofréceles un minicurso de cinco o seis vídeos de cinco minutos de duración cada uno con consejos para algo en concreto.

Coloca tu webform en un lugar visible y anuncia en ella que les enviarás ese curso a través de tu autoresponder nada más dejarte su correo.

La newsletter está bien, todos la tenemos, pero puede estar mejor si la envías semanalmente con contenido de valor. No basta con noticias del sector o tus próximos cursos. Es interesante incorporar información de valor: más consejos, más demostraciones, más….

También puedes aprovechar todo este contenido y alimentar con él las redes sociales donde te mueves. Además, puedes añadir otro contenido que no sea tuyo para darle más variedad. Mucho contenido de valor y algo de venta cuando corresponda.

Más y más y…

También puedes desarrollar una fan page o página profesional en Facebook. Tienes un montón de amigos. Eso es bueno, pero hay mejores sitios que tu página personal para relacionarte con ellos profesionalmente. Hay que ir un paso más allá. Construye una fan page en Facebook e invítales a que te den su correo, aumenten tu lista y se descarguen tu minicurso online.

También puedes preparar una presentación en power point sobre un problema concreto al que aportas solución desde el fitness, ofrecérselo gratuitamente a tu lista de suscriptores a través de un webinar, grabarlo con camtasia, vender la grabación a través de internet (clickbank) y escribir un libro tomando como base ese webinar que has realizado. Lo publicas con una gran casa editorial (no es imposible, si yo lo he hecho, todos lo pueden hacer) y te ganas el estatus de autoridad en ese tema en concreto. Más publicidad, más autoridad, más ventas de productos y con mayor margen.

También…

Suerte en la decisión

Hay muchas más posibilidades, pero es probable que ya hayas probado todo esto y no te haya dado resultado. Pero si crees que todavía hay alguna estrategia que puedas incorporar que sea lo suficientemente relevante, quizá, todavía, le puedes dar otra oportunidad a tu negocio.

En cualquier caso, decidas lo que decidas, te deseo mucha suerte. Todos la necesitamos.

Saludos

 

Salvador Figueros

Foto: bennylin0724 / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment