≡ Menu

¿Cuándo Hay Que Delegar?

Coges un manual de management. ¿Delegar? Claro que sí. Céntrate en lo importante. Explota lo que sabes hacer. ¿Lo demás? Lo demás lo delegas. Lo demás lo sacas fuera.

Lo primero es lo primero. Lo demás no es crítico. No es corazón.

La lógica funciona. Suena bien. Si sabes hacer algo, hazlo. Si no sabes hacerlo, busca a alguien que lo pueda hacer por ti.

Tiene más o menos sentido. Pero yo tengo otra opinión. Las cosas no son de un color u otro. Pueden tener muchos colores. Somos distintos. Nos encontramos en momentos diferentes. Nuestras necesidades también pueden serlo.

Si eres pequeño, puedes delegar. Todo depende del momento. Hay momentos buenos y malos. Momentos  en los que puedes delegar y momentos en los que no.

Yo me quedo con los primeros momentos. Cuando estás empezando. Cuando empiezas, todo es nuevo. Todo es sorprendente.

Puedes delegar. Si tienes recursos hazlo. Es posible que te pierdas algo.

Creo que está bien empezar. Intentarlo. Saber cómo son las cosas. Si no te enfrentas a lo que gestionas, tendrás problemas. ¿Hay que dominarlo? No. Hay que saber qué haces.

Peléate. Experimenta. Prueba. Conoce. Después puedes delegar.

Al final, todo es una elección. Todas son buenas. La mía es conocer. Luego delegar.

Salvador Figueros

Foto: Ben Sutherland / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment