≡ Menu

¿Desear o Ser Deseado?

ser deseado

Son dos formas del mismo verbo, pero no funcionan de la misma manera. “Desear” actúa de ti hacia los demás. “Deseado” funciona de los demás hacia ti.

Al final es un tema de dirección. El sentido de la misma marca el nivel de los resultados.

Desear

Es un verbo que está directamente relacionado con los negocios. Los emprendedores desean cosas. Muchas, pero, fundamentalmente, desean clientes. Entonces, despliegan sus estrategias.

Estrategias de todo tipo: llamar, visitar, mandar correos, enviar cartas,… Cualquier cosa que les pueda poner en contacto con sus clientes. Todo vale si al final impactan sobre la diana.

Es un movimiento invasivo que funciona por eliminación. Más contactos, mismo nivel de conversión, mejores resultados.

Ser Deseado

Es la otra cara de la moneda. Todo pasa por desear algo, pero el enfoque es distinto. De hecho, el enfoque es al revés.

La idea no es contactar. La idea es que te contacten. ¿Cómo? Convirtiéndote en contactable. Es una palabra rara, pero está llena de contenido.

Convirtiendo a tus productos o servicios en algo buscado o anhelado por tus clientes. En algo que se persigue.

No es fácil

No, no es algo que puedas hacer rápidamente. No es algo que pasa de la noche a la mañana. Lleva su tiempo, pero los resultados son increíbles.

Tienes que comunicar. Tienes que enseñar. Tienes que mostrar. La prioridad es la información a tus clientes. Información de calidad. La que les permite tomar decisiones.

La prioridad es la información y el objetivo es la autoridad. Es una buena combinación. Es una combinación que te diferencia de los demás. Es una combinación que te hace pasar de desear a ser deseado.

Salvador Figueros

Foto. Andrew.Beebe / flickr

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 2 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post: