≡ Menu

El Amor Sigue Siendo Una Herramienta Definitiva

Hace una década, Tim Sanders escribió “Love Is The Killer App” (El Amor Es La Herramienta Definitiva”).

Hasta entonces, las compañías eran organizaciones. Organizaciones llenas de recursos. Recursos Humanos para pensar y hacer. Recursos Materiales para construir. Capital para financiar. Muchos recursos.

Entonces llegó Tim Sanders y le puso corazón. Un corazón grande. Un CORAZÓN con letras mayúsculas. Un corazón que daba vida a las compañías y que diferenciaba las grandes compañías de las demás.

Seguramente, Tim Sanders no descubrió nada, pero se atrevió a decirlo. A decir que el amor importa. Que el amor mueve la maquinaria. La maquinaria de los sentimientos y, también, de las compañías.

Personas

Es obvio. No hay nada nuevo. Somos personas y nos movemos por lo que mueve a las personas: razón y emoción.

A partir de ahí, es algo más complicado. A partir de ahí, la distribución no es evidente.

¿Emoción? Relaciones personales. ¿Razón? Entornos profesionales.

Las cosas son así. Somos personas. Trabajamos con personas. Trabajamos para personas. Pero gestionamos los negocios con la razón.

Hay un salto. Todos lo sabemos. Pero es difícil solucionarlo. La emoción no vende en entornos profesionales.

El amor es un elemento fundamental en todas nuestras vidas. Fuera de nuestras relaciones, suena ridículo. Es un poco…

A Tim Sanders le dio igual y escribió un gran libro. Un libro sobre cómo compartir. Cómo ayudar. Cómo hacer que el amor por lo que haces, por tu gente, por tus productos, por tus clientes, por… se convierta en el motor de tu negocio.

Tim Sanders se atrevió a hacerlo y hay que agradecérselo.

Salvador Figueros

Foto: Piano Piano! / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment