≡ Menu

El Dinero Está En El Titular

titular

Las cosas son así y hay que entenderlas. Para ganar dinero hay que conocer las reglas. Cuando las conoces, es diferente. Cuando las conoces puedes saltártelas, puedes probar, pero tienes que saber qué es lo que  estás haciendo.

El dinero está en el titular. Es una especie de máxima del marketing. Cuando haces algo, cuando comunicas algo, tu titular es lo más importante. Tu titular de prensa o de revista o de cualquier otro medio.

El objetivo de “El Titular”

Tu titular sólo tiene una función: captar la atención de tu cliente potencial. El anuncio es importante, pero el titular es definitivo. Si no captas su atención, el resto no importa. No importa porque nunca lo consumirán, nunca sabrán cómo es. Lo que no se consume no existe. Es así.

Implantología de Carga Inmediata

Abres un periódico y lees un titular: “Implantología de Carga Inmediata: rápida, cómoda y nada traumática”.

Sí, es un titular como lo podría ser otro. Es un titular como hay cientos de ellos. El problema no está ahí. El problema está en que no consigue su objetivo.  No engancha o, por lo menos, no engancha tanto como podría enganchar.

La prueba del algodón

La reflexión es fácil. Pregunta por ahí. Comprueba cuántas personas son capaces de decirte qué es la “Implantología de Carga Inmediata”.

Yo lo he hecho. Se lo he preguntado a las 10 primeras personas que he encontrado. ¿El resultado? Cero. Ninguna. Nadie.  Es así. Nadie sabe qué significa “Implantología de Carga Inmediata”.

El tema podría tener justificación. “Bueno,… tiene sentido. Es lenguaje técnico. Es una comunicación dirigida a profesionales”. Pero no es el caso.

No es el caso porque la página es una página de publicidad en un medio masivo. Porque es una página de publicidad que vende arreglos dentales (sí, eso es “Implantología de Carga Inmediata”) a todos los que lo necesiten. Porque es una página de publicidad típica.

Las Reglas de la Comunicación

El tema es complicado. Si quieres comunicarte con tu público y no consigues que te entiendan, es imposible captar su atención, engancharles, convencerles.

La primera regla de la comunicación es hablar el lenguaje de tu público. Más fácil, para que se entienda: hablar el lenguaje de tus clientes.

La segunda regla de la comunicación es captar su atención.

La tercera regla de la comunicación es contarles algo que les interese.

La cuarta regla de la comunicación es ofrecerles tu solución.

Ninguna regla tiene sentido sin la anterior. Ninguna regla sirve de nada si antes no se ha cumplido la regla previa.

Mucho mejor

Si quieres vender “Implantes de Carga Inmediata” y tu público son personas normales con problemas en la boca, habla para ellos. Utiliza el lenguaje de las personas normales. El que todos entienden.

“Implantología de Carga Inmediata: rápida, cómoda y nada traumática” puede estar bien desde un punto de vista técnico, pero “Consigue una boca perfecta sin dolor y sin tener que empeñar tu coche” puede entenderse mucho mejor.

O “Cómo tener una boca perfecta sin dolor y (casi) sin dinero”.

O “Adiós a las dentaduras antiestéticas con esta técnica revolucionaria”.

O “Una nueva tecnología ayuda a conseguir dentaduras perfectas a precios populares”.

O “¿Tienes problemas con tu dentadura?”.

O… lo que sea. Las posibilidades son infinitas, pero todas tienen algo en común. Todas hablan el lenguaje de todos, el que se entiende. Todas intentan captar la atención de su público.

El dinero está en el titular. Si quieres sacarle el máximo partido a tu comunicación, ¡adelante! Si no lo quieres hacer, sigue rellenando páginas de periódicos.

Salvador Figueros

Foto: Alan Cleaver / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 5 comments… add one }

Leave a Comment