≡ Menu

Energía

energía

Si quieres aprender a hablar en público o mejorar tus habilidades, ahí fuera hay un montón de material.

Hay blogs en castellano que te pueden ayudar (El arte de presentar, Speak and Span,…). Si chapurreas algo de inglés, las posibilidades son infinitas (Nancy Duarte, Presentation Zen, Jerry Weissman, Six Minutes,…).

En todos ellos puedes encontrar los fundamentos de una buena presentación. Cómo hay que prepararlas. Cómo hay que estudiar a la audiencia. Cómo hay que moverse por el escenario. Qué tipo de gestos hay que realizar. Cómo tiene que ser tu voz. Cómo tienes que estructurar el contenido. Cómo… Te enseñan todo lo que necesitas para hacer una gran presentación.

Luego ves a un tipo que apenas habla tu idioma. Le dan cinco minutos y le ponen delante de una audiencia de cientos de personas.

Utiliza un par de slides con dos conceptos. Sale, coge el micrófono y el escenario se ilumina.

¿Qué tiene? Poca cosa. Dos slides, un mal castellano y una energía particular. Una energía que le hace diferente. Una energía que se transmite rápidamente. Una energía que conecta con la audiencia.

Termina y todo el mundo aplaude. Al final, queda un mensaje sencillo y el recuerdo de la energía. La energía que no se estudia en ningún sitio. La energía que hay en todas las grandes presentaciones.

Salvador Figueros

Foto: johangunnarsson.se / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 6 comments… add one }

Leave a Comment