≡ Menu

Hay Cosas Que No Cambian Nunca

La playa es uno de los sitios más populares estos días. Si estás de vacaciones, es probable que seas uno de los muchos que cogen su sombrilla por la mañana con la esperanza de clavarla en algún sitio más o menos cercano a la orilla.

Alrededor de las 12:00 ya no hay sitio para nadie. Simplemente, está lleno. Toallas, sombrillas, sillas, palas,… Lleno.

Aquí empieza el negocio. Un montón de personas y mucho calor. Es un mercado atractivo. Una necesidad clara y muchos clientes potenciales. La competencia es dura.

Entonces… uno, dos, tres,… No sé, muchos vendedores vendiendo bebidas. “Hay CocaCola, Fanta, Cerveza, Agua,…”. La entonación puede ser diferente, el orden de los productos también, pero más o menos todos suenan igual. “Hay… oiga”.

Entre todos, alguien que NO recita sus productos de memoria. Alguien que canta. “CocaCola, la chispa de la vida…”. Suena raro de narices. Da igual. Es simpático. A la gente le hace gracia. “CocaCola, la chispa de la vida…”. Es el que más refrescos vende. A la gente le hace gracia y le compran sus bebidas. Le eligen entre todos.

Hay cosas que no cambian nunca. Cosas que funcionan casi siempre. Creo que fue Luis Bassat, no sé… quizá fue otro, el que dijo que “cuando no sepas cómo decir algo dilo cantando”. Es así, da resultado. “CocaCola, la chispa de la vida…” y a vender refrescos.

Salvador Figueros

Foto: Howard N2GOT / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 7 comments… add one }

Leave a Comment