≡ Menu

La Clave Para Conseguir Todos Los Clientes Que quieras

¿Cuántos clientes quieres? Supongo que muchos.

No es fácil. Conseguir clientes requiere mucho esfuerzo. Lo puedes hacer de dos maneras. La vía tradicional. Contactos, potenciales, clientes,… O mediante vías alternativas.

La vía tradicional funciona, pero no es la única. No es la más barata. Tampoco es la más rápida.

Las vías alternativas dependen de ti. Del nivel de tu imaginación y de tu capacidad para ver las oportunidades.

Los clientes son casi infinitos

¿Qué tienes que hacer para ver un mundo lleno de clientes? Cambiar de forma de pensar. Si eres ortodoxo y quieres seguir la vía tradicional, está bien. Conseguirás clientes, pero tendrás limitaciones (presupuesto,…).

Piensa de otra manera. Piensa que los clientes de los demás también pueden ser tus clientes. Piensa que puedes aprovechar los clientes de los demás para venderles tus productos.

Es una buena idea y tiene muchas ventajas. Los clientes son casi infinitos. No tienes que invertir en publicidad. Otros han realizado el contacto. No tienes que generar potenciales. Otros lo han hecho por ti. No tienes que demostrar que tienen capacidad para gastar. Ya lo han hecho con anterioridad…

Los clientes de los demás pueden ser una gran oportunidad. Todo son ventajas si sabes cómo hacerlo.

Busca las oportunidades

Mira a tu alrededor. Busca a todos aquéllos que tienen una cartera de clientes parecida a la tuya. Pueden vender productos complementarios. Productos sustitutivos o cualquier otro tipo de productos dirigidos al mismo público. Si hay coincidencia de públicos,  hay oportunidad.

Sólo tienes que evitar que tu producto sea competencia directa de alguno de los productos de tu posible partner.

Asegura un beneficio

Ésta es la fórmula. ¿Eres capaz de ofrecer un beneficio atractivo? Aumentas las probabilidades de hacer negocios juntos. ¿No? No tienes opciones.

No sustituyas fuentes de ingresos. No funciona. Tu beneficio debe ser de distinta naturaleza. Debe sumar y debe ser lo suficientemente relevante como para que resulte atractivo.

Fácil o imposible

Tiene que ser fácil. No te puedes quedar a medio camino. La compañía a la que te diriges no tiene que pensar demasiado. Debe ver un beneficio interesante con esfuerzo cero. De otra forma no funciona.

Encárgate de la idea, de la planificación, de los detalles,… Entrégale el proyecto llave en mano. Ellos ponen los clientes. Tú tienes que poner todo lo demás.

La clave para conseguir todos los clientes que quieras es pensar que lo puedes hacer. Aprender a ver a los clientes de los demás como posibles clientes propios. Diseñar las ideas. Venderlas. Encargarte de la ejecución y repetir el proceso.

El límite lo pones tú. El mercado está lleno de compañías que tienen clientes parecidos a los que a ti te interesan. Sólo tienes que ponerte en contacto con ellas. Ofrecerles esta colaboración. Hacerles ganar dinero y ganarlo tú.

Salvador Figueros

Foto: Brenda Starr / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment