≡ Menu

Los Riesgos De Concentrar

Es normal que pongas toda la información en tu ordenador. Es algo que todos hacemos. El ordenador es una gran herramienta. Te puede ayudar. Vas colocando tu información de una manera ordenada. Allí está para cuando la necesitas.

Cuando las cosas son sencillas y funcionan, no te planteas escenarios. ¿Para qué? Con el ordenador pasa algo parecido. Es una buena herramienta que responde siempre. Concentras toda tu información en esa herramienta.

No haces copias de seguridad. No es necesario. Tu ordenador es fiable y robusto. Eso le pasa a otros.

Un día oyes un ruido raro y deja de funcionar…para siempre. O llegas a tu despacho y ya no está. Alguien se lo ha llevado…para siempre. O…para siempre.

Hay cosas importantes que se aprenden de la forma más dura. Ésta es una de ellas.

Los riesgos de concentrar

Hay veces que la concentración es atractiva. Inviertes todos tus ahorros en un valor que no deja de subir. Pones todos tus esfuerzos en una única estrategia que te trae más clientes de los que puedes gestionar. Depositas toda tu confianza en una persona que…

La tentación es grande. Cuando haces algo y funciona bien, ¿por qué dejarlo? Tienes un ganador. Hay que apostar por él.

El argumento es bueno. Es así. Si algo funciona, hay que darle juego. Yo lo hago y creo en ello, pero…

Tu Plan B

Hay que tener un Plan B. Siempre hay que tener uno. No, mejor tener varios. ¿Por qué? Porque las cosas pueden fallar. Porque las cosas se estropean. Lo dice la ley de Murphy y pasa constantemente.

¿Hay que concentrar? Sí, claro. Hay que sacarle el máximo partido a la estrategia que te trae más clientes. Hay que empujar al máximo los productos que se venden más. Hay que hacer todo eso. Es inteligente.

Pero hay que controlar el riesgo. No hay otra fórmula. Cuando concentras, aumenta el riesgo y hay que controlarlo.

Prueba alternativas. Da oportunidades a distintas estrategias. Desarrolla nuevos productos. Ten preparado tu Plan B.

Consecuencias

Si nunca te ha pasado nada,… ¡Enhorabuena! Eres uno de los afortunados. ¿Por cuánto tiempo? No lo sé. Lo que es seguro es que te podrá pasar en cualquier momento.

A mí me ha pasado. A muchos. Una, dos,…varias veces. Crisis total.

Dos situaciones. Plan B. Controlas el riesgo y en poco tiempo puedes estar en funcionamiento de nuevo. Concentración sin alternativas. Las consecuencias pueden tener una repercusión definitiva en tu negocio.

Las cosas pasan. A ti también. Todo puede cambiar en un momento. Prepárate. Trabaja tus alternativas. Prueba cosas nuevas constantemente. Cuando lo haces así, le puedes sacar todo el partido a la concentración.

Salvador Figueros

Foto: tuppus / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 4 comments… add one }

  • Adrián 11 diciembre, 2011, 12:20

    Totalmente de acuerdo… y es más, añadiría que el plan alternativo hay que testarlo, desarrollarlo e incluso implementarlo en paralelo al principal y cuando éste todavía marche “viento en popa”. Hacerlo cuando el plan A empieza a estar agotado conlleva en muchas ocasiones: urgencias, precipitaciones y ausencia de un margen de error necesario.
    Gracias por el post y saludos.
    @AdrianTroncosoR http://www.laventadesdelastrincheras.com

    • Salvador Figueros 11 diciembre, 2011, 12:29

      Hola Adrián,
      Gracias por el comentario. Es así. Por lo general, la preparación es la clave del éxito. Tener alternativas testadas siempre es una gran baza.
      Saludos

  • Eduardo - Como emprender un negocio 11 diciembre, 2011, 14:45

    Jijijiji tambien a mi me ha pasado. Me acuerdo que una vez, trono mi disco duro y toda la informacion que tenia en el, se perdio tambien. :-(

    • Salvador Figueros 11 diciembre, 2011, 18:01

      Hola Eduardo,
      Nos pasa a todos antes o después. El disco duro del ordenador,…
      Saludos

Leave a Comment