≡ Menu

Marketing de Productos y Servicios. ¿Diferentes?

Hay una cierta confusión. Muchos tienen dificultades para diferenciar productos y servicios. Hablan de marketing en general. Luego, se lo aplican a todo.

La realidad es algo diferente. La realidad de los servicios es una. La de los productos es otra. ¿Se parecen? Tienen cosas en común. Hay muchas más cosas que les separan.

Ves, tocas, comparas

Los productos funcionan así. Son físicos. Es más fácil entenderlos. No necesitas demasiada interpretación. Unas características. Unas funcionalidades. Unos beneficios.

Si al final encajan con los que buscas, adelante. Si no es así, buscas otros. Los puedes comparar fácilmente. Hay más cosas, pero la atención está puesta en el producto.

Imaginas lo que no puedes ver

Cuando vendes servicios, las cosas son diferentes. ¿Qué vendes? ¿Conocimiento, experiencia,…? Es posible. Pero, en la mayoría de las ocasiones, todo eso se supone. No es diferencial. Todos deberían tenerlo.

Los servicios no se ven, no se tocan y se comparan mal. No existen hasta que se ejecutan. No vuelven a existir hasta que se ejecutan de nuevo.

Para poder valorarlos, tienes que imaginarlos. No hay muchas más posibilidades.

Los productos están ahí

Es así. Los productos siempre están ahí. Los utilizas, les sacas partido,… Te recuerdan tu decisión. Cuando se rompen, se quedan obsoletos, se… los repones. Hay un refuerzo constante.

Los servicios funcionan de otra manera. Cuando los ejecutas, desaparecen. No queda una referencia permanente. No están ahí. Es una pequeña desventaja, pero ésa es su naturaleza.

Lo que tienes que saber

Todo funciona con beneficios y relaciones. Tu  producto o servicio ayuda a alguien a conseguir algo. Beneficio. A partir de ahí, se establece un vínculo. Relaciones.

Beneficios y relaciones afectan a productos y servicios. Pero les afectan de una manera diferente. Los pesos no son iguales.

Tienes que saberlo. Tienes que saber que, cuando vendes un servicio, no estás vendiendo un producto. Tienes que saber que, cuando vendes un servicio, estás vendiendo una relación.

Salvador Figueros

Foto: PopCultureGeek / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment