≡ Menu

Menos Puede Ser Mucho Más

Los productos van incrementando sus funcionalidades con el tiempo. Primero aparecen las versiones más sencillas y poco a poco van incorporando cosas.

Es un fenómeno típico en el mundo de la electrónica. Sólo tienes que mirar tu teléfono móvil. Después de unas cuantas versiones, el aparato es mucho más que un teléfono. Puede hacer casi de todo, incluso llamadas.

El camino de la evolución

Las cosas evolucionan cuando incorporan algo nuevo. Ésta es la forma convencional de entender la evolución. Puede ser un nuevo gadget o una nueva tecnología o… lo que sea. Si aparece la palabra nuevo, todo va bien. El producto ha superado la fase previa y se sitúa en la siguiente.

Hay más alternativas. Está bien asociar novedad con evolución, pero se puede evolucionar de una manera diferente. Se puede evolucionar en sentido contrario. Se puede evolucionar hacia la sencillez, la facilidad,…

La historia de Pure Digital

Pure Digital era una pequeña compañía de productos electrónicos. Fabricaba cámaras digitales. El mundo de las cámaras de vídeo es un mundo complicado. La competencia es muy grande y la vida de los productos se ve condicionada por la aparición de la siguiente novedad.

Las compañías pequeñas tienen dificultades para moverse en este tipo de mercados. Pelear contra los grandes sin los recursos de los grandes no parece la mejor estrategia.

Pure Digital lo tuvo claro desde el primer momento. Su manera de evolucionar el sector no pasaba por incorporar elementos nuevos a un producto saturado de elementos nuevos. Su manera de evolucionar el sector pasaba por eliminar la mayoría de estos elementos.

Flip

Pure Digital lanzó la “Flip Camera”. ¿Qué es una “Flip Camera”? Una cámara de vídeo. Sólo una cámara de vídeo que no hace nada más que grabar imágenes y volcarlas en tu ordenador a través de una conexión USB.

¿Qué más tiene una “Flip Camera”? Nada. Sí, no tiene nada. No tiene botones extraños que nadie entiende y que realizan funciones difíciles de pronunciar. ¿A quién le interesan?

Una “Flip Camera” graba vídeos y te ofrece lo que necesitas para grabarlos. Poco más. Ésa es su evolución. La sencillez. La eliminación de todo lo innecesario. La facilidad de uso.

El producto fue una sensación. En los primeros años se vendieron más de dos millones de unidades y al poco tiempo despertó el interés de las grandes corporaciones hasta que, finalmente, fue adquirida por Cisco.

Los productos pueden evolucionar de muchas maneras. Las fórmulas convencionales suelen añadir cosas, hacerlos más complejos. Pero hay otras alternativas que también funcionan. Hay otras alternativas donde “menos puede ser mucho más”.

Salvador Figueros

foto: hr.icio / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 6 comments… add one }

Leave a Comment