≡ Menu

Mirar Más Para Innovar Mejor

Hay muchos tipos de desodorantes. Cada uno tiene sus preferencias. Yo utilizo cualquiera que no huela demasiado y tenga un sistema roll-on. ¿Por qué? No sé… me parece más agradable. Más fácil.

El formato es perfecto. Aplica bien. Dosifica bien… Todo está bien. Bueno… todo no. Cuando has consumido el 80% del contenido, empiezan los problemas. Empieza a ser incómodo.

Cuando queda poco, el desodorante tarda demasiado en llegar al roll-on. Tienes que pegarle golpecitos. Intentas dejarlo boca abajo para facilitar las cosas. Es complicado. Si utilizas este formato, sabes a qué me refiero.

La solución

Es algo que me ha pasado durante años. Supongo que le ha pasado a un montón de gente. El producto te gusta. El sistema funciona. Pero siempre hay algo. Siempre queda algo para ser perfecto. Puede ser el roll-on o cualquier otra cosa.

De repente, lo descubres. Un envase distinto. Un envase al revés. Es el producto de siempre, pero boca abajo. La parte superior es la inferior y la inferior es la superior. La idea es sencilla, pero es brillante.

Ahora, da lo mismo que quede poco. No hay problema. El envase descansa al revés. El desodorante siempre está cerca del roll-on. Es una…

¿Cómo utilizan tu producto?

… una idea sencilla. Es una idea sencilla que funciona. Es innovación. Sí, ¿por qué no? Claro que es innovación. Innovación que mejora un producto.

Es sencillo. Es intuitivo, pero no es inmediato. Ha pasado un montón de tiempo hasta que lo han descubierto. Hasta que lo han incorporado al producto.

La innovación no tiene porqué ser complicada. Tiene que ver con dónde miras. A veces no lo haces en el sitio correcto. Hay que mirar más a tu producto. Hay que mirar más cómo utilizan tu producto.

Todo está en tu producto

Sí, él tiene toda la información. Está bien preguntar a tus consumidores. Saber qué piensan. Seguro que pueden ayudarte.

Pero es mucho mejor mirar. Mirar a tu producto. Mirar cómo lo utilizan. Cuántas veces lo utilizan. Dónde. Por qué. Qué problemas tienen.

Mira cómo consumen el roll-on tus consumidores. Haz un seguimiento. Vive el problema de primera mano. Cuando aparece, lo identificas. Es inmediato. No hay que esperar nada. Lo ves y lo solucionas. Cuando no lo haces, pasa tiempo. A veces demasiado.

Tu producto tiene todas las respuestas. Tienes que saber encontrarlas. Tienes que saber buscar. Tienes que mirar más para innovar mejor.

Salvador Figueros

Foto: How can I recycle this / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment