≡ Menu

No Juegues Con El Tiempo

Suele ocurrir. ¿A todos? No lo sé. Seguramente a muchos. Muchos tenemos dificultades para respetar el Tiempo. Lo movemos arriba y abajo. Lo desplazamos. Cuando nos molesta, lo manipulamos. ¿Por qué? Bueno… al fin y al cabo sólo es Tiempo.

Es fácil. No son más que fechas. Algo que anuncia algo. Algo que me dice que hay que entregar algo. Que hay que terminar algo. Que…

Es fácil ponerlas. Es fácil quitarlas. A veces, la tentación es demasiado grande. Las movemos.

Mover el Tiempo no es un gran negocio

Por lo general, no funciona. Todo lo que tiene que ver con desplazar fechas, mover algo hacia delante, no es la mejor solución. Provoca muchos efectos raros.

Tienes una planificación. Tienes una fecha. No llegas. No tienes que justificar demasiadas cosas. Simplemente, la empujas. De vuelta a la tranquilidad. Todo es mucho más normal. Menos estresante.

Suena bien, pero no te va a ayudar demasiado. Tampoco es gratis. Cada vez que lo haces, te estás engañando. Te estás diciendo que el Tiempo no importa. Que el Tiempo no vale gran cosa. Ya tienes la justificación para volver a hacerlo.

Al final, muchos proyectos se quedan por el camino. ¿Por qué? Porque no tienen una fecha de finalización clara. Si no hay una fecha clara, no hay un proyecto claro. Es sencillo.

Jugar con el Tiempo es una tentación. Es agradable. Te libera de muchas cosas. Es fácil cuando tú lo controlas. Fácil no es lo mismo que bueno.

Salvador Figueros

Foto: striatic / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 5 comments… add one }

Leave a Comment