≡ Menu

Tensión vs Presión

Creo que fue Juan Manuel Fangio el que dijo que para ser campeón del mundo hay que derrapar en las curvas. Algo sabría de esto. Ganó cinco veces el campeonato de Fórmula 1.

Seguro que para ser campeón del mundo o de cualquier otra cosa hay que derrapar en las curvas. No se puede ser campeón de nada si no vas al límite.

Tensión

Necesitas tensión para conseguir cosas. Es un estado particular. Es un estado físico y mental. Un estado de alerta en el que siempre estás preparado para dar el máximo.

Cuando tienes la tensión adecuada, reaccionas. Eres rápido. Siempre estás ahí.

La tensión actúa de dentro afuera. Es como un muelle. Lo único que tienes que hacer es liberarlo y actúa. Así es la tensión. Así responden las personas que tienen la tensión adecuada.

Tener el punto de tensión correcto es positivo. Te permite derrapar en las curvas sin salirte de la carretera.

Presión

La dinámica es distinta. La presión funciona de fuera a dentro. Da lo mismo que sea propia o ajena. Que la ejerzas tú sobre ti o que la ejerzan los demás. Siempre tiene un sentido de carga. Un sentido de aplastamiento.

Muchos confunden los términos pero no tienen nada que ver. Muchos utilizan  la presión para conseguir los efectos de la tensión. Presionan a otros para conseguir resultados. Se presionan a sí mismos para conseguir resultados. No funciona.

No puede funcionar porque son dos palabras distintas. No puede funcionar porque son fuerzas que actúan en sentido contrario.

Salvador Figueros

Foto: Sara G… / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment