≡ Menu

Tu Imagen Cuenta… Mucho

calzados tiburón

Las cosas no pasan por casualidad. Quizá, la casualidad tiene algún papel, pero las cosas pasan porque tienen que pasar. No puede ser de otra manera.

Vas por la calle y ves un cartel como el de la fotografía anunciando algo. Da lo mismo lo que sea. Una zapatería, un supermercado, un… ¿Qué más da?

Mucho más que un cartel

Un cartel así te sorprende. Te sorprende porque el nombre no encaja. Porque el dibujo no encaja. Porque los colores no encajan. Te sorprende porque nada encaja. Te sorprende porque no suena a profesional.

Las calles están llenas de este tipo de carteles. Los hay por todas partes. Con todos los nombres imaginables. Con todos los colores imaginables.

El problema no son los carteles. No son los logotipos imposibles. El problema son los negocios que hay detrás de cada uno de esos carteles.

La regla

La regla no suele fallar. Un logotipo poco profesional esconde un negocio poco profesional. ¿Por qué? Porque sí. Porque un negocio es un todo. Cuando alguna de sus piezas falla el negocio no funciona correctamente. Cuando algún elemento fundamental no está a la altura, el negocio fracasa.

Tu imagen es un elemento fundamental. Si no lo sabes, tienes que saberlo. Si no lo recuerdas, tienes que recordarlo.

Tu imagen marca el primer contacto con tu mercado. Forma la impresión de tu negocio en la mente de tus clientes. Si la impresión no es buena, tu negocio no funciona. No es muy complicado, pero cuando lo olvidas acaba con tu negocio.

La regla inversa

Afortunadamente, a la inversa también funciona. Las buenas impresiones dejan poso. Las buenas impresiones ayudan a que tu proyecto coja inercia y avance.

zappos logo

Es así. Ves un buen nombre, un buen logotipo, un… y la maquinaria se pone en marcha. La percepción es positiva y lo contagia todo. Tiene que ser así. Las cosas bien hechas despiertan este tipo de reflexiones.

Al fin y al cabo, si te has esforzado en buscar un gran nombre y crear un gran logotipo, ¿por qué debería ser distinto el resto? ¿Por qué no vas a tener un gran producto? Seguro que lo tienes. Tan bueno como el logotipo. Por lo menos, en la misma línea.

Las cosas no pasan por casualidad. Las cosas pasan porque tienen que pasar y si quieres que pasen según tus planes tienes que preocuparte por todo al mismo nivel. También por tu imagen.

Salvador Figueros

Foto: magnifynet / flickr

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 11 comments… add one }

Leave a Comment