≡ Menu

Una Lista Corta De Enemigos

enemigo

Es probable que no conozcas a Bill Walsh. Su nombre no nos resulta familiar aquí, pero ha sido uno de los entrenadores más importantes en la historia de la NFL de Estados Unidos.

En 1979 se hizo cargo de un equipo mediocre de fútbol americano, San Francisco 49ers, y en poco más de 10 años consiguió darle la vuelta y ganar tres veces la Super Bowl (´81, ´84 y ´88).

Bill Walsh es toda una leyenda por todo lo que hizo con sus equipos en el terreno de juego y por todas las lecciones que dejó.

Una de sus frases más famosas dice algo así: “Keep a short enemies list. One enemy can do more damage than the good done by a hundred friends” (Ten una lista corta de enemigos. Un enemigo solo puede hacer más daño que todo el bien causado por cien amigos).

El principio es sencillo y aplica en todos los entornos. Supongo que Bill Walsh lo situaba en el mundo del fútbol americano. Da igual. En el mundo de tu negocio, en tu mundo, no es distinto. Los enemigos no son buenos compañeros de viaje.

Los enemigos consumen energía

Los enemigos restan resultados

Los enemigos quitan oportunidades

Los enemigos son aburridos

Los enemigos ocupan tu tiempo

Los enemigos influyen en los demás

Los enemigos influyen en ti

Los enemigos cambian tu actitud

Los enemigos cuestan dinero

Los enemigos dan pereza…

Además, las matemáticas están de su lado. Los cálculos son sencillos. Un enemigo, cien amigos. Diez enemigos, mil amigos. Cien enemigos, diez mil amigos,… y así hasta el infinito.

No parece un buen negocio acumular enemigos hasta agotar toda la reserva de amigos posibles.

Así, cuando tengas la oportunidad de hacer un nuevo enemigo, aplica la regla básica de Walsh: “Cuántos menos, mejor”. Funciona.

Salvador Figueros

Foto: girlwiththecamera / flickr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment